X

Salud

La razón por la que los hombres se atreven a correr más riesgos que las mujeres

Foto: Europa Press

(Caracas 19 de marzo – Europa Press).- Estudios demuestran que las mujeres son más adversas al riesgo que los hombres, más propensas a optar por una cosa más pequeña y segura que apostar por una propuesta de todo o nada, según afirman expertos que dicen que podría ayudar a explicar la brecha salarial persistente entre hombres y mujeres.

Una nueva investigación sugiere que las diferencias de género en la aversión al riesgo están determinadas por la cultura y el entorno social y que esas diferencias pueden cambiar, al menos en los niños.

«El ambiente es extremadamente importante en la configuración de la aversión al riesgo», afirma la profesora asociada de Economía de la Universidad de Houston, Estados Unidos, Elaine Liu, autora de un artículo sobre el tema publicado esta semana en ‘Proceedings of the National Academy of Sciences’. «Si podemos enseñar a las niñas que deberían ser más amantes de los riesgos, tal vez eso determinaría su futura toma de decisiones», añade.

Liu y la coautora Sharon Xuejing Zuo, de la Universidad de Fudan, en China, analizaron el comportamiento de niños de dos culturas distintas: la matrilineal Mosuo y la tradicionalmente patriarcal Han, que asistían a la misma escuela en Yunnan, China. Cuando los niños comenzaron la escuela primaria, las niñas de Mosuo corrían más riesgos que los niños de Mosuo, mientras que las niñas Han tenían menos probabilidades de correr riesgos que los niños de Han, de acuerdo con las normas culturales de sus padres.

Pero eso comenzó a cambiar a medida que los niños estaban expuestos a la otra cultura y funcionó en ambos sentidos, según Liu. Las chicas Mosuo se volvieron más adversas al riesgo, mientras que las chicas Han pasaron a ser más amantes del riesgo. «Hubo una convergencia –dice Liu–. Las chicas Mosuo asumieron más riesgos que las chicas Han al principio, pero sus actitudes hacia los riesgos se vuelven más similares a medida que pasan más tiempo juntas».

Lea también: ¡Cuidado mujeres! Estos son los riesgos de usar tacones

Los investigadores estudiaron a los niños en la escuela primaria y secundaria; por lo que Liu señala que no está claro si los cambios se mantendrán cuando los niños regresen a sus pueblos de origen. Ella y Zuo esperan iniciar un estudio a largo plazo para determinar si el cambio de actitud hacia la toma de riesgos es permanente.

LAS INFLUENCIAS SOCIALES TIENEN UN ROL EN EL COMPORTAMIENTO DE GÉNERO

Midieron las actitudes de los estudiantes hacia la toma de riesgos a través de un juego similar a la lotería, ofreciendo a los estudiantes seis opciones que van desde un pago garantizado de tres yuanes a un 50/50 por ciento de posibilidades de ganar 10 yuanes o nada. Diez yuanes permitirían a los niños comprar cinco cuadernos o aproximadamente cinco polos en una tienda local; la cantidad de la recompensa fue elegida después de consultar con los directores de las escuelas.

Liu y Zuo realizaron su investigación en Yunnan, una provincia en el suroeste de China, porque es uno de los pocos lugares donde se reúnen en un solo lugar niños de culturas con normas de género claramente diferentes. Pero Liu explica que el descubrimiento básico, que la aversión al riesgo es bastante maleable desde una edad temprana, debería ser aplicable en todas las culturas.

«Las normas de género cambian lentamente, pero hay influencias sociales que podrían jugar un papel en la forma en que moldeamos ese comportamiento», afirma Liu. Y eso podría tener consecuencias económicas a largo plazo, a su juicio, incluso reduciendo potencialmente la brecha salarial de género si las mujeres eligieron trayectorias profesionales más de riesgo, pero con mayores recompensas.