X

Salud

¿Sabes descubrir mentiras? Estas son las claves de los psicólogos para lograrlo

Foto: GQ

(Caracas, 21 de marzo – Noticias24).- Aveces sentimos que nos están mintiendo pero se nos hace difícil y casi imposible comprobar que así sea, sin embargo, un grupo de psicólogos reveló las estrategias para comprobar las mentiras.

Todas las personas, o casi todas, saben como mentir (lo aprendemos de niños cuando hacemos algo mal y no queremos que nos castiguen), simplemente tienes que comprarte tu historia y compartirla de la forma más convincente posible, pero, a menos que seas un robot programado, hay pequeñas cosas que dejan en evidencia que la historia en cuestión es falsa, pero, para notarlo, es necesario poner atención y saber que buscar, o como buscar.

De acuerdo con los psicólogos de Psychology Today, hay muchas formas de atrapar a un mentiroso en su mentira, para empezar, hay 7 cosas que los delatan, como evitar el contacto visual, las excusas demasiado exageradas, hacer movimientos involuntarios, tocarse las orejas, hablar muy fuerte y muy rápido y sudar sin razón), pero, hay mentirosos que son tan expertos que no tienen una sola de esas señales y que mienten con tanta calma que es aterrador.

Lea también: La razón por la que los hombres se atreven a correr más riesgos que las mujeres

Actualmente tenemos casos como el del escándalo de admisiones universitarias, el caso Madeleine McCann, el de Jussie Smollet o el de Elizabeth Holmes, que engañó a todo Silicon Valley con su compañía falsa, que prueban que vivimos rodeados de mentiras que pasan por verdad y que, a pesar de que estamos más alerta que nunca (gracias a las redes), la mayoría seguimos sin poder identificar cuando alguien está mintiendo.

Para atrapar a un mentiroso, no es necesario poner atención en su lenguaje corporal (algunos son muy controlados), los psicólogos dicen que el secretó está en lo que dicen, en los detalles de su historia y los cambios que se llegan a dar cuando tienen que contarla muchas veces.

A veces, tu instinto te va a decir que algo no está bien, algo en la otra persona te dice que la situación está muy sospechosa y que podrían no estar contándote la verdad (claro que te puedes equivocar) y, en esos casos en los que crees que alguien te está mintiendo, los expertos tienen la clave para que no te vean la cara y puedas estar seguro de que lo que te dicen es cierto, o no.

En un estudio publicado por la Universidad de Bergamo, en Italia, la psicóloga Letizia Caso y su equipo buscaron determinar si los mentirosos pueden ser expuestos comparando sus mentiras con otras afirmaciones que hacen en la conversación (explican que los otros métodos, como los de analizar el lenguaje no verbal, son poco confiables y que los mentirosos no actúan de forma diferente a quienes dicen la verdad), y encontraron que, en los interrogatorios más exitosos, la policía descubre la verdad haciendo que el “sospechoso” se descubra solo.

De acuerdo con el equipo, la mejor manera de saber si te están mintiendo es manteniendo un tono casual en la conversación y establecer una “base de verdad” que “debe ser similar en contenido, en importancia, y conexión emocional y cognitiva a las preguntas de investigación”, cambiando de un tema a otro y escuchando con atención para detectar pequeños cambios en la historia que indican que lo que te están diciendo no es lo mismo que pasó realmente.

Para establecer la “base de verdad” lo que debes hacer es hablar de otros temas, que sean similares, al que estás “investigando”, ya que esto ayuda a que el “sospechoso” se relaje y baje la guardia. Esta técnica te permite comparar la verdad y notar cuando una de las respuestas no es tan cierta como las otras.

En pocas palabras, para atrapar a un mentiroso no debes enfocarte en los gestos que hacen, sino escuchar lo que te están diciendo y como lo dicen. Haciendo las preguntas correctas y dándole vueltas al tema puedes llevar a alguien a contradecirse y a revelar la verdad, y eso no lo pueden esconder con ningún gesto. Los expertos recomiendan concentrarte en los detalles y obligar al sospechoso a volver a ellos cuando menos se lo espere.

Aunque siempre es bueno que estés atento a todas esa claves (eso de no hacer contacto visual, moverse demasiado o cambiar su tono de voz) no verbales que si te ayudan a atrapar a alguien en su propia mentira, solo que esas no funcionan con mentirosos más profesionales.

Con información de GQ