X

Salud

Desarrollan método para cultivar y mantener células madre olfativas

Foto: University in stem Cell Reports

(Caracas, 30 de marzo. Europa Press).-Un equipo de investigadores de la Escuela de Medicina de la Universidad de Tufts, en Boston, Massachusetts, Estados Unidos, ha desarrollado un método para cultivar y mantener células madre olfativas en cultivo, que luego se puede usar para restaurar el tejido de la nariz.

El descubrimiento aumenta la esperanza de que se puedan desarrollar futuras terapias para restablecer el sentido del olfato en las personas que han sido dañadas por una lesión o degeneración.

Lea también: ¡Alarmante! Descubren una nueva enfermedad que afecta los músculos

Las células madre, llamadas células basales horizontales (HBC, por sus siglas en inglés), pueden repoblar todos los tipos de células del epitelio olfativo (OE, por sus siglas en inglés), incluidas las neuronas sensoriales, cuando se trasplantan en tejido lesionado. Publicado este jueves en la revista ‘Stem Cell Reports’, el desarrollo allana el camino para futuras investigaciones sobre terapias de trasplante de células madre o enfoques farmacológicos que estimulen las células madre en la nariz para regenerar el tejido.

Los nervios que confieren el sentido del olfato son únicos en comparación con el resto del sistema nervioso, ya que pueden desencadenar una respuesta regenerativa robusta y casi completa después de la lesión. El tejido de OE contiene dos tipos de células madre: células basales globosas (GBC, por sus silbas en inglés) y HBC. Se han cultivado con éxito las GBC y parecen tener un papel principal en la repoblación de células que se han perdido debido a la rotación rutinaria.

Sin embargo, las HBC permanecen inactivas y no se activan hasta que se produce una lesión. Desafortunadamente, los estudios sobre estas células se han visto limitados por el hecho de que no se pudieron expandir y mantener en cultivo. En este estudio, los investigadores determinaron las condiciones óptimas para expandir y mantener células madre sanas de HBC en el cultivo, los métodos de préstamo y los factores utilizados para mantener las células madre respiratorias.

«Una vez que determinamos que podíamos cultivar HBC en el laboratorio y que expresaban los mismos marcadores moleculares de identificación encontrados in vivo, tratamos de confirmar si funcionarían tan bien como las HBC in vivo, ¿pueden regenerar el tejido lesionado? – ¡Y lo hicieron!», relata el autor del estudio James Schwob, profesor de Biología Química y Molecular del Desarrollo en la Facultad de Medicina de la Universidad de Tufts.