X

Salud

El riesgo de padecer autismo es mayor de lo que se creía

WASHINGTON, 15 agosto 2011 (AFP) – El riesgo de que un niño sufra autismo es más grande de lo que se pensaba hasta ahora cuando uno o más de sus hermanos mayores ya padece este complejo síndrome, de acuerdo con una nueva estimación publicada este lunes en Estados Unidos.

Esta probabilidad, considerada antes de esta investigación de entre 3 y 10%, es en realidad de 18,7%, según refleja este vasto estudio llevado a cabo por científicos de la Universidad de California en Davis y con la participación del Instituto M.I.N.D.

«Este es el estudio más extenso sobre los hermanos y hermanas menores de los niños autistas que se ha efectuado nunca», afirmó la doctora Sally Ozonoff

Para los varones, el peligro es todavía mayor, de más del 26%, y supera el 32% cuando dos más de sus hermanos mayores son autistas.

Cerca del 80% de los niños autistas son varones, algo que confirma este último estudio llevado a cabo sobre 664 niños.

Los investigadores hicieron un seguimiento de los niños de la muestra desde una edad de ocho meses en promedio hasta los tres años, cuando fueron examinados para ver si sufrían autismo.

En las familias en las que ya había un hijo con autismo, el índice de hermanos y hermanas menores que terminaron padeciendo también ese síndrome es del 20,1%. Esta tasa sube a 32,2% en caso de más de un hermano autista.

Solamente 37 de los participantes en el estudio estaban en esta circunstancia.

«Ninguna otra investigación había puesto en evidencia hasta ahora un riesgo tan elevado de padecer autismo para estos niños»

«Este es el estudio más extenso sobre los hermanos y hermanas menores de los niños autistas que se ha efectuado nunca», afirmó la doctora Sally Ozonoff, profesora de Psiquiatría y de Ciencias del Comportamiento en el Instituto M.I.N.D. y autora principal del trabajo.

«Ninguna otra investigación había puesto en evidencia hasta ahora un riesgo tan elevado de padecer autismo para estos niños», añadió en un comunicado.

Este documento fue publicado en el sitio de internet del periódico Pediatrics y aparecerá en la edición impresa de septiembre.

Los investigadores subrayaron también unos indicios claros del papel jugado por los factores genéticos en el desarrollo del autismo, un problema complejo que afecta a la capacidad del niño de pensar, comunicarse, interactuar socialmente y aprender.

En Estados Unidos se estima que el autismo afecta a uno de cada 10 niños nacidos en la actualidad.