Fabricante de implantes PIP también creó protesis de testículos, pecho y glúteos para hombres

Foto: REUTERS/Benoit Tessier/ Archivo

Según un reporte del diario «Le Parisien», al parecer el fabricante francés de PIP -acusado por elaborar prótesis mamarias con una silicona industrial que acarrea riesgos para la salud- también produjo implantes de testículos, pecho y glúteos para hombres.

Antiguos empleados de Poly Implant Prothèse (PIP) indicaron al diario, bajo el anonimato, que la empresa desarrolló junto a su actividad de prótesis mamarias una línea de negocio en los implantes masculinos. Uno de esos empleados precisó que “tres personas habían sido formadas especialmente para trabajar en una máquina que fabricaba testículos de silicona”.

Otro empleado se dedicaba a los controles de calidad: “era una máquina de inyección muy cara. Se compró para posicionarse en nuevos mercados. Se utilizó en los últimos años de la empresa. La mayor parte de la producción iba al extranjero”.

La Agencia Francesa de Seguridad Sanitaria de los Productos de Salud (AFSAPS) aseguró que la compañía no había declarado en Francia más que los implantes mamarios y que no es capaz de supervisar todo lo que se fabrica en el país.

Las prótesis de testículos es utilizada mayormente para la “reconstrucción” de la zona, en hombres que han sufrido una ablación, por lo general a causa de un cáncer, o que carecen de estos de nacimiento.

En cuanto al gel para incrementar el volumen de los glúteos, tenía un uso estético y se dirigía en particular al mercado de Sudamérica, según uno de los empleados, añadió que el material era el mismo de las prótesis mamarias.

El Ministerio francés de Sanidad ha recomendado a las 30.000 mujeres que llevan en este país este tipo de prótesis, que se las retiren de forma preventiva y el Estado se comprometió a pagar la intervención, aunque sólo subvencionará la colocación de nuevos implantes en las que los llevan por motivos médicos y no aquellas que se los pusieron con fines estéticos.

Con información de ABC.es