X

Salud

“Mi hijo con síndrome de Down ha llenado con su amor a toda la familia”

(Caracas, 21 de marzo. AVN)- Henry Raniel Astudillo, de 25 años de edad, es el menor de cuatro hermanos, tiene síndrome de Down y debido a su participación en la Fundación De un Mismo Lado, de Caracas, ha podido desarrollar su talento en la música. Ahora es más comunicativo, baila, canta y toca las maracas con efusividad. Ya no tiene miedo a socializar.

«Mi hijo con síndrome de Down es el eje que rige toda a la familia, el que mueve las fichas del ajedrez, porque ha llenado con su amor a toda la familia que lo ha apoyado para que logre sus sueños», expresa su madre, Rosa Pérez, del sector UD 4 de la parroquia caraqueña de Caricuao.

«Ellos van a ser lo que nosotros querramos que sean»

Rosa le recomienda a otras madres que le dediquen todo el tiempo, sin descanso, a su hijo especial. «Ellos van a ser lo que nosotros querramos que sean. Tienen capacidades, son inteligentes; ellos dan todo con la misma fuerza con que tú les des amor«.

Su orgullo fue mayor al ver a su hijo participar en el acto que se realizó en la plaza Bolívar de Caracas, donde niños y jóvenes con diversidad funcional presentaron una ofrenda floral y musical ante la estatua ecuestre del Libertador, con motivo del Día Mundial del síndrome de Down, refrendado oficialmente en diciembre de 2011 por Naciones Unidas.

Antes de unirse a la celebración, Astudillo expresó con verbo tranquilo: «A un amigo, a mis amigos, mucho amor; a mis profesores, a todos: los quiero mucho».

«Todos tenemos el corazón de un mismo lado»

El director de la Fundación De un Mismo Lado, Julio Ramos, contó que junto a su esposa, Helena Muñoz, desde hace tres años trabajan con cerca de 30 muchachos y muchachas con edades entre 10 y 25 años, con síndrome de Down, hidrocefalia, parálisis cerebral, entre otras discapacidades cognitivas.

«Les enseño a cantar y a interpretar instrumentos de percusión, guitarra, piano y flauta, que para ellos un gran rehabilitador psicológico, incluso para desarrollar el habla. Se aprenden las canciones de memoria, a través de la repetición y así logran mejorar sus relaciones con el entorno».

«Todos tenemos el corazón de un mismo lado, por eso nos llamamos así»

Muñoz comentó que su principal motivación fue la hija de ambos -Cristina, hoy de 18 años- con hidrocefalia, trastorno cuya principal característica es la acumulación excesiva de líquido en el cerebro, y parálisis cerebral. Vieron en ella condiciones para la música (toca batería) y fue cuando decidieron ayudar a otros jóvenes.

«Independientemente de la condición de cada quien, todos tenemos el corazón de un mismo lado, por eso nos llamamos así«.

Han recibido apoyo de varias instituciones del Estado para alcanzar sueños como su reciente participación en el IV Encuentro de Pantomima, en Cuba. Esperan conseguir una sede propia. Mientras tanto se reúnen en la Biblioteca Aquiles Nazoa, sector Ruiz Pineda, Caricuao, los sábados de 2:00 a 5:00 de la tarde.

Para contactarlos tienen disponibles los números telefónicos: 0416-7274302 o 0426-8115221. Su Blog: Fundación De un mismo lado blogspot.com.