X

Tecnología

El fundador de MegaUpload se escondió en una habitación acorazada para evitar su detención

Foto: EFE

Luego de que tribunal de Nueva Zelanda dictará prisión preventiva para el fundador de MegaUpload, Kim Schmitz, la policía de ese país se ha encargado de describir los pormenores de la detención del cybermillonario.

Bautizada como la “Dotcom Mansion” (Mansión Puntocom), en la casa de Schmitz se incautaron millones de dólares en activos, entre los que se incluyen autos de lujo como un Rolls Royce Phantom Drophead Coupe.

También se hallaron más de 10 millones de dólares neozelandeses (ocho millones de dólares estadounidenses) de instituciones financieras.

Según el inspector Grant Wormald, el creador de MegaUpload trató de zafarse de la justicia encerrándose en su casa y activando varios mecanismos electrónicos cuando se percató que las autoridades llegaban a detenerlo.

Acotó además, que una vez la policía pudo neutralizar los códigos, Schmitz (también conocido como “Kim Dotcom”) procedió a esconderse dentro de una habitación acorazada y al parecer, los esperaba con arma parecida a una escopeta recortada.

Prisión preventiva

El juez David McNaughton ordenó que el creador de Schmitz y otros tres directivos de la empresa (Finn Batato, Mathias Ortmann y Bram van der Kolk), que permanezcan en prisión hasta que se produzca el fallo para su petición de libertad bajo fianza, fijada para el próximo lunes.

Nada que ocultar

Al inicio de la audiencia, el juez permitió a los medios fotografiar a los acusados, decisión que fue criticada por el abogado defensor del fundador de MegaUpload. Sin embargo, Schmitz dijo durante la rueda de prensa que podían tomar imágenes de ellos porque no tenían “nada que ocultar”.

Vía El Mundo de España