X

Tecnología

Alguna vez se ha preguntado ¿Cómo es un día de trabajo en Apple?

Foto: REUTERS/Apple/Handout

Muchos son los que sueñan con trabajar en la compañía de la manzanita, sin embargo en el adelanto de un artículo que será publicado próximamente en el diario Fortune, demuestra que no todo es color de rosa en la empresa del difunto Steve Jobs.

Según ciertas informaciones, Apple cuenta con varios agentes de seguridad encubiertos que frecuentan los bares a los que van sus empleados y escuchan sus conversaciones, puesto que cualquier indicio de filtración en la información en la compañía es penado con un despido inmediato y con la amenaza de una “persecución” por parte de los abogados de la firma.

También se pudo conocer que la mayoría de las personas que entran a laborar allí, suelen comenzar a trabajar sin saber exactamente qué van a hacer o cuál va a ser su función dentro de la compañía. Los ingenieros recién llegados tienen, por lo general, un particular primer día de trabajo, donde les dan una llave con acceso a algunas puertas y los sientan frente a sus computadoras de trabajo sin decir nada más.

“Tienes que configurarte la conexión a la red tú solito” reconoce un recién llegado. Apple da por sentado que el nuevo contratado tiene los suficientes conocimientos para acceder por si solo a la red.

Sin embargo, este aparente “abandono” es sólo una estratagema de la compañía, puesto que su intención es “obligar” al recién llegado a que le pida ayuda a alguno de los viejos empleados y así comenzar a fomentar las relaciones interpersonales.

No obstante, esta peculiar manera de dar la bienvenida, no quiere decir que las relaciones intramuros sean fáciles, porque al parecer los conflictos personales son más bien algo común, incluso hasta “bien vistos, si como consecuencia de ello el producto resulte mejor”.

Otro aspecto en donde los empleados de Apple se diferencian de los demás es en las jerarquías, pues en la sede de Cupertino no sólo se rigen por lo que dictan los manuales de “etiqueta” corporativa, sino que trabajar en uno u otro departamento sitúa al empleado a un nivel determinado en función de lo “cool” o atractivo que sea el producto que desarrolle. Excluyendo del rankin a empleados pertenecientes a departamentos del área comercial, recursos humanos o administrativas.

Según el artículo, ninguno de los empleados describe su actividad laboral como “divertida”, sin embargo todos se consideran “privilegiados” de formar parte de Apple, una empresa que le rinde contante homenaje al trabajo y al perfeccionismo, porque al parecer, las bonificaciones monetarias son iguales a los salarios de otras empresas del Silicon Valley.

Quizás la recompensa la encuentren en una explicación atribuída a Steve Jobs: “porque es la experiencia que más llena sus vidas”.

Vía El Cofindecial