X

Tecnología

«Nadie es tan guapo como en la foto de su perfil en Facebook»

Foto: Archivo Noticias24

En la actualidad se puede calificar de «contracultural» una persona que no se unifique al movimiento de las redes sociales y la tecnología, hoy por hoy las personas intentan tener su mejor imagen en la web ya que esta puede abrir más puertas que la fotografía del documento de identidad.

Experto es el área cibernética aseguran que «los textos no construyen a una persona, pero una imagen nos hace reales», asimismo, hacen la enfatización que ha medida que pase los años es más difícil ser invisible en la Red.

En este sentido, Jeremy Sarachan considera que es importante el tiempo que le dedicamos a buscar una buena foto de perfil ya que esta enmarcara todas las acciones que realizaremos con las herramientas electrónicas. «Piense que será la imagen que se repetirá en cada uno de sus actos, en cada comentario o tuit y acabará siendo el símbolo visual de su vida online».

Igualmente, Sarachan destaca que hay una división marcada entre las personas que utilizan las redes sociales, las personas estables – monótonos, los compulsivos – volátiles y los usuarios resistentes.

Este tipo de personas se comportan de distinta manera, los de la primera clasificación mantienen por mucho tiempo sus fotografías de perfil en su mayoría han dejado la primera retrato que usaron para abrir dicho espacio, aunque los del segundo grupo tiene una lucha inherente por actualizar todas las semanas sus imágenes logrando una captura de su último momento de gloria. No obstante, los de la tercera divisió, han realizado una resistencia para ofrecerle al cibermundo una percepción ambigua destacando en este tipo de perfiles, dibujos manga, símbolo chinos o algún tipo de retrato ilustrado.

Muchas son las artimañas usadas por el hombre de este siglo para apartar de sus website las terribles capturas que podemos tener de algún evento social, también colocan fotos de hace unos 5 años más jóvenes, pero no podremos escapar de que algún amigo lo etiquetará en el Facebook. Al final la reflexión que queda, es que nadie es tan guapo como en su lo muestra su perfil de Facebook, ni tan feo como la imagen de la cédula de identidad.

Con información de El País.com