X

Tecnología

La limpieza del computador: una tarea necesaria para alargar su vida útil y evitar riesgos en la salud del usuario

Foto: Kai Remmers/DPA

(BERLÍN, 8 de febrero. DPA) – Cabellos, caspa, polvo y migas de pan: una computadora se convierte poco a poco en un muladar. Y esto no deja de tener peligros tanto para el aparato como para la salud de su usuario. Es por ello que es aconsejable una limpieza de forma regular.

Si el usuario es demasiado perezoso para hacer la limpieza de su PC, éste puede vengarse, pues un teclado sucio se convierte pronto en un sitio infectado de virus. Y demasiada suciedad provoca también problemas técnicos. Quien limpia regularmente su PC o su laptop por dentro y por fuera puede prevenir muchos problemas.

El mayor peligro para el interior de una computadora es el polvo. Al penetrar en su interior, poco a poco puede atascar los ventiladores. «Esto se manifiesta en una elevación del nivel de ruido, porque los ventiladores comienzan a trabajar a toda velocidad para inyectar suficiente aire en la caja», señala Christoph Schmidt, en la revista alemana «Chip». Al cabo de un tiempo, componentes tales como el procesador o la tarjeta gráfica pueden sobrecalentarse, pues en ausencia de refrigeración pueden desarrollar el calor de un horno.

La penetración de polvo en el interior del aparato suele ser sólo una cuestión de tiempo. Debe ser eliminado sobre todo de las zonas de peligro, de las rejillas de salida del aire y de los ventiladores. Para limpiar el interior de una computadora de escritorio, primero hay que le quitar la tapa lateral – en general, visto desde el frente, la tapa izquierda. En un laptop, por el contrario, hay que quitar la tapa inferior, sobre el procesador, que suele estar cerca de las rejillas de ventilación.

La apertura de la computadora no suele acabar con la garantía del aparato. Según el modelo, las normas son diferentes, explica Schmidt: «Al abrir la tapa lateral de una computadora de escritorio, normalmente no caduca la garantía, pues se entiende que este aparato es un sistema abierto». Si algunas partes, como la tapa inferior de un laptop, están protegidas por un sello, el usuario no debe abrir éste durante el tiempo de vigencia de la garantía.

El mayor peligro para el interior de una computadora es el polvo. Al penetrar en su interior, poco a poco puede atascar los ventiladores

Tras la apertura de la caja hay que dejar aparte todas las partes pequeñas, tras lo cual se debe aspirar todo el polvo acumulado en su interior. Luego toca aspirar el polvo de los ventiladores, que hay que sujetar con ayuda de un desatornillador para que no giren. No se necesita otra herramienta que ese desatornillador y un aspirador de polvo con una boca pequeña. En caso de acumulaciones tenaces de polvo puede ayudar también una lata de aire comprimido, para mover el polvo hacía la boca del aspirador.

En el exterior de la computadora, en el teclado y el ratón puede acumularse, no ya polvo, sino gérmenes. Se estima que los teclados son cinco veces más sucios que tapas de toilette, conteniendo incluso 60 veces más gérmenes, según el blog de higiene «Keepingitkleen.com». Accesorios con muchas grietas, que son tocados permanentemente por el usuario, ofrecen un lugar de cultivo ideal para gérmenes y bacilos.

Estos son sobre todo el teclado, el ratón y el interruptor. Con el correr del tiempo se acumulan allí partículas de caspa, cabellos, saliva, polvo y restos de comida. El riesgo se incrementa si un aparato es usado por varias personas, en una oficina, por ejemplo. «En especial en tiempos de epidemias virales, como una gripe de invierno, los riesgos de infección aumentan en lugares de trabajo con mucho acceso a público o en grandes oficinas», advierte Anette Wahl-Wachendorf, vicepresidente de la asociación alemana de médicos de lugares de trabajo (VDBW). La asociación, en todo caso, descarta un peligro general para la salud por el uso común de las computadoras.

Si no desea limpiar el ordenador usted mismo, puede dejar esa tarea en manos de un especialista.

La caja de material plástico y metal de un laptop o una computadora de escritorio se limpia fácilmente con un paño libre de pelusa y el uso cuidadoso de un líquido de limpiar ventanas, aconseja Christoph Schmidt. Estas sustancias pueden dejar huellas en las pantallas e incluso dañar el recubrimiento superficial. Por ello se aconseja el uso de limpiadores especiales para la pantalla disponibles en el comercio, que pueden ser aplicados sin dejar restos. Lo mismo puede usarse para la limpieza del teclado y el ratón, limpiando los espacios entre las teclas con un pincel o mediante el aspirador.

Quien no tenga ganas de hacerlo por su propia mano, puede dejar la limpieza del aparato a un especialista. «Una simple limpieza de los ventiladores del procesador, de la tarjeta gráfica y de la fuente de alimentación no toma más de 30 minutos», dice Christoph Schmidt, de la revista «Chip». La tarea resulta más rápida en una computadora de escritorio que en un laptop. En total, esto no debe costar más que una hora de trabajo, según el precio local. O sea, entre 40 y 70 euros.