X

Tecnología

DPA: ¿Cómo adaptar el mouse y teclado a las necesidades del usuario?

Foto: Caroline Seidel/dpa

MÚNICH (dpa) – Con o sin cable, con teclas especiales o forma ergonómica, al comprar un ratón o un teclado hay muchos aspectos que decidir. Pero los expertos señalan que lo más importante es para qué se va a usar el accesorio, porque un jugador tiene necesidades muy distintas a las de un trabajador de oficina.

La elección del dispositivo de entrada determina, sin duda, el placer de trabajar con el PC. Por ejemplo, según un estudio de la Universidad Técnica Suiza en Zúrich, el uso de un teclado demasiado duro puede favorecer la aparición de tendinitis en las muñecas.

Para que eso no ocurra, el usuario debe pensarlo muy bien antes de comprar: si el accesorio va a ser usado para trabajar en el escritorio o para activar videojuegos desde el sofá, hay diferentes aspectos que contemplar.

Especialmente en el trabajo de oficina, donde las manos operan todo el día sobre el ratón o el teclado, es importante elegir accesorios muy bien pensados. «El tamaño del ratón no debe adaptarse solamente al tamaño de las manos», señala Christoph Giese, redactor de la revista alemana «Chip». «Es también importante cómo usa el usuario el ratón». Hay quienes ponen toda la mano sobre el ratón y, en tal caso, el tamaño debe estar adaptado a la palma de la mano. Otros utilizan sólo tres dedos y necesitan un modelo más pequeño.

Foto: archivo noticias24

Para los actuales modelos de ratón, con seguimiento óptico, no se necesita una almohadilla, como antes. Lo importante es que el aparato opere sobre la superficie adecuada. Hay que evitar, por ejemplo, superficies metálicas, espejos o terciopelo, dice Giese.

La elección de un teclado es similar: si es duro o blando, si las teclas están dirigidas hacia delante o hacia atrás, todo ello depende de cada usuario. En muchos teclados basta un solo toque sobre una tecla para activar funciones especiales, maniobra para la cual hay que tocar varias veces el ratón. Las más usadas son la función calculadora o la de regulación del volumen de los altavoces.

Para los videojuegos, el equipo ideal depende de lo que se juegue y de cómo se juegue. «Mientras algunos prefieren activar con el teclado muchas de las funciones del juego, otros prefieren usar para ello el ratón», señala Frank Stöwer, redactor de la revista especializada «PC Games Hardware».

El número de teclas especiales depende del juego. «En algunos juegos, la función macro, disponible en algunos ratones de juego, ha demostrado ser muy útil». Esto permite, por ejemplo, activar combinaciones de comandos pulsando sólo una tecla. Según este experto, un buen teclado para juegos necesita en lo posible muchas microteclas o pequeñas teclas para funciones especiales.

Mejor resultado dan los llamados teclados mecánicos, que tienen un interruptor para cada tecla. «Estos teclados, muy robustos y creados en un principio para trabajos de escritura, son actualmente muy estimados por muchos jugadores», señala Stöwer.

Tanto para teclados como para ratones hay actualmente muchos modelos inalámbricos, que reaccionan sin retardo. La única desventaja es que funcionan con pilas que debe ser recargadas de vez en cuando. Muy prácticos han demostrado ser también los aparatos inalámbricos para consultar el correo electrónico desde el sofá. Algunos modelos, además de los elementos clásicos de un teclado, ofrecen también la posibilidad de mover la flecha del ratón.

Muchos usuarios se quejan de que los teclados táctiles de las tabletas son difíciles de usar. Aquí ayudan teclados externos especiales que sirven además como cubierta de la tableta, que pueden encontrarse en la página web del fabricante. Gracias a Bluetooth, todos los teclados y ratones son compatibles con la mayoría de las tabletas. La conexión tiene un alcance de al menos a diez metros, aunque consumen relativamente mucha energía.