X

Tecnología

Irán podría tomar acciones legales contra Google si elude la denominación “golfo Pérsico” de su servicio

Foto: REUTERS/Krishnendu Halder

(Teherán, 17 mayo. EFE).– Irán amenazó hoy a la compañía de internet Google con emprender acciones legales contra ella si elude en sus mapas y servicios geográficos la denominación de “golfo Pérsico”, informó hoy la televisión oficial en inglés, PressTV.

Desde hace varios meses, Irán ha emprendido una intensa campaña contra “denominaciones alternativas” o que eluden denominar como Pérsico al golfo que forman este país junto con Irak y la península Arábiga.

Algunos países árabes lo denominan “golfo Arábigo” o simplemente “el Golfo”, lo que Irán considera una medida para tratar de devaluar sus derechos históricos y políticos en la zona.

“Jugar con las nuevas tecnologías en asuntos políticos es una de las nuevas medidas de los enemigos Occidente y sus aliados contra Irán, y, en este sentido, utilizan a Google como un juguete”, dijo hoy a los periodistas el portavoz del Ministerio de Exteriores iraní, Ramín Mehmanparast.

Mehmanparast advirtió a Google de que podría sufrir “graves daños” y enfrentarse a “acciones legales”, que no precisó, si “evita el uso apropiado del nombre de golfo Pérsico”, pues para él omitirlo en sus mapas supone “jugar con los sentimientos y las realidades de la nación iraní”.

Recientemente, Google ha eliminado de sus mapas la denominación de “golfo Pérsico”, cuya zona aparece en ellos sin nombre, mientras que alrededor de la península Arábiga si continúan con su denominación tradicional el mar Rojo, el golfo de Adén, el mar Arábigo y el golfo de Omán.

En internet, las autoridades iraníes mantienen bloqueadas un gran número de páginas web, entre ellas las de muchos medios de comunicación extranjeros y también las de grupos sociales y políticos, tanto iraníes como de otros países e internacionales, que el Gobierno de Teherán considera hostiles.

Además, las redes sociales y numerosas páginas están bloqueadas al considerar las autoridades de Teherán que atacan a las estricta moral de la República Islámica y otras muchas están sin acceso porque en su dirección de internet llevan palabras que los censores iraníes consideran peligrosas.

Irán ha anunciado que prepara la inminente puesta en marcha una red informática propia, con servidores nacionales, para garantizar la seguridad de sus instituciones oficiales y entidades privadas de interés público, como los bancos, aunque ha asegurado que los usuarios también podrán tener acceso a la red mundial.