X

Tecnología

Tabletas con teclado: los híbridos de la IFA de Berlín (+fotos)

Foto: Dell/ dpa

Berlín (dpa) – ¿Tableta o laptop, laptop o tableta? A la hora de decidirse, pesan las preguntas sobré qué sistema operativo utilizar o si se echará de menos un teclado. Pero muy pronto se acabará el problema: Cada vez aparecen más tabletas provistas de teclado extraíble, mientras los nuevos laptops pueden también convertirse en tabletas.

Fáciles de manejar, livianas y con pantalla táctil: las tabletas son ideales para navegar en Internet y usarlas como mini pantallas de cine mientras uno se halla de viaje. En casa se convierten en reproductores de música o para ver televisión. Pero cuando se trata de trabajo productivo, el impulso se convierte pronto en frustración.

Porque, digámoslo, el escribir un par de horas en un minúsculo teclado virtual acaba poniendo de los nervios a cualquiera.

Una respuesta podrían ser los llamados híbridos: en la tradicional exposición internacional IFA de la electrónica de consumo, que se celebra del 31 de agosto al 5 de septiembre en Berlín, numerosos fabricantes han presentado tabletas con teclado conectable. Hay también soluciones ingeniosas en las cuales el teclado sirve de cubierta protectora, como proveedor adicional de electricidad o como soporte.

La madre de todas las tabletas híbridas es la Eee Pad Transformer de Asus. Hasta ahora, en las Transformer sólo se empleaba el sistema operativo Android de Google, pero eso está por cambiar. Las Transformer Book de Asus son las nuevas tabletas Windows 8 con teclado extraíble.

Puesto que se darán en formatos de 11,6, 13 y 14 pulgadas, equipadas con todos los procesadores tipo Core i, el fabricante las suele llamar también «ultrabook convertibles». «Hemos reunido todas las ventajas de tabletas y laptops», afirma Haris Musemic, gerente de producción de Asus.

Foto: Archos/dpa

Con Windows 8, Microsoft pretende unificar ambos mundos. Pues, por una parte, el sistema operativo respalda la entrada de datos de la pantalla táctil a través de las ya conocidas multicolores teclas de este sistema operativo para smartphones.

Por otra, presenta el ya conocido escritorio Windows, que puede ser manipulado con teclado o un touchpad virtual, como si fuera un laptop. «Windows 8 está como hecho a la medida para tabletas híbridas», dice Hendrik Wilmanns, experto en usabilidad de la empresa asesora SirValUse. Ahora las tabletas se han vuelto también interesantes para trabajar con ellas, añade.

Windows 8 ha aparecido también en una versión apellidada RT para procesadores ARM móviles. Muchos fabricantes la utilizan, y entre ellos está naturalmente también Microsoft con sus tabletas Surface. E Intel había anunciado ya que sacaría al mercado nuevos chips Atom de dos núcleos bajo el nombre de Clover Trail.

En la carrera por los aparatos híbridos, Asus, además de su tableta Vivo, de 10 pulgadas, provista del procesador Tegra 3 de cuatro núcleos y el sistema operativo Windows RT, presenta ahora también su tableta Vivo Tab, de 11,6 pulgadas, equipada con el sistema Windows 8 íntegro y el nuevo procesador Atom. Estos aparatos sin teclado pesan apenas entre 520 y 675 gramos.

Por casualidad o no: también Samsung presenta su nuevo modelo Ativ (es decir, «vita» escrito al revés). El Ativ Smart PC, de 10 pulgadas, aparece con un chip Atom, mientras el modelo Ativ Smart PC Pro, de 11,6 pulgadas, posee un procesador Core-i5. En sus Ativs, Samsung no usa Windows RT, sino simplemente Windows. Sus modelos pesan entre 750 y 884 gramos, algo más que los Vivos de Asus, y traen un acumulador adicional en el teclado. «Combina la potencia de un laptop con la libertad de una tableta», dice el gerente de Samsung, Damian Cusack, refiriéndose al modelo Smart Pro PC.

«Siempre se puede pensar dos veces si se lleva o no el teclado de viaje»

La tableta Windows 8 de Sony se llama Vaio Duo 11. Entre los híbridos con estilete, Sony no utiliza un teclado extraíble con fijación magnética, como demás fabricantes, sino un mecanismo plegable que presenta un monitor de 11,6 pulgadas que cubre también un teclado.

Acer presentan dos tabletas Windows 8: la Iconia W510 con pantalla de 10 pulgadas y teclado extraíble que, además de un acumulador adicional, lleva también un puerto USB; al girarlo en 295 grados, el teclado se convierte en soporte. El modelo Iconia W700 de Acer, de pantalla de 11,6 pulgadas, viene equipado con un soporte que permite colocar el aparato horizontal o verticalmente. El mismo tamaño de pantalla tiene la tableta híbrida Q702 de Fujitsu, provista de un procesador Core i3 y teclado con acumulador. Por su parte, Dell presentó en Berlín un híbrido de 10 pulgadas con Windows RT de nombre XPS 10.

Pero las tabletas Android no son todavía cosa del pasado.

La casa francesa Archos, por ejemplo, presenta su modelo 101 XS, una tableta de ocho milímetros de espesor con pantalla de 10,1 pulgadas, el sistema operativo Android 4.1 y el procesador Halt con dos núcleos. Esta tableta, provista de un teclado conectable de apenas cinco milímetros, está entre las de más bajo precio, a sólo 380 euros (478 dólares).

El concepto de un teclado extraíble parece interesante. «Siempre se puede pensar dos veces si se lleva o no el teclado de viaje», dice el experto Wilmanns. En el campo de los aparatos convertibles, los laptops con pantallas táctiles rotables o plegables, con el apoyo del sistema operativo Windows 8, parecen tan interesantes como sus competidoras, las tabletas híbridas.

Entre los convertibles revelados en la IFA de Berlín, Fujitsu presentó un laptop Lifebook T902 de 13 pulgadas, que se puede plegar como si fuera una tableta. El XPS Duo 12 de Dell, de 12,5 pulgadas, permite girar su monitor de alta definición sobre su propio eje en 360 grados.