X

Tecnología

Hallan los primeros fósiles de dinosaurios con plumas en Norteamérica

Foto: JULIUS CSOTONYI / UNIVERSITY OF CALGARY / AFP

(Washington, 25 de octubre – AFP).- Investigadores hallaron en Canadá los primeros fósiles –de 75 millones de años– de dinosaurios con plumas en Norteamérica, según un estudio publicado el jueves en la revista estadounidense Science.

Hasta ahora, fósiles de este tipo habían sido encontrados en China y Alemania.

“Este hallazgo (en la provincia canadiense de Alberta) es realmente alentador porque es la primera vez que especímenes de dinosaurios con plumas son encontrados en el continente americano“, se alegró Darla Zelenitsky, profesora adjunta de paleontología en la Universidad de Calgary y principal autora del estudio.

Según los autores de este estudio, el hallazgo permite suponer que todos los dinosaurios ornithomimidae tenían plumas.

“Además, contrario a muchos esqueletos conocidos de ornithomimidae que se parecían a las actuales avestruces, estos especímenes también son los primeros en revelar que los dinosaurios estaban cubiertos con plumas como varios otros grupos de dinosaurios terópodos”, agregó.

Estos investigadores hallaron huellas de plumas fosilizadas con los esqueletos de un joven ornithomimidae y de dos animales adultos.

Según los autores de este estudio, el hallazgo permite suponer que todos los dinosaurios ornithomimidae tenían plumas.

Los tres especímenes hallados también revelan cambios en el plumaje de estos dinosaurios a lo largo de su vida.

“Estos dinosaurios estaban cubiertos por una suerte de plumón durante una parte de su vida y desarrollaban plumas más grandes debajo de sus patas delanteras para formar una suerte de alas más tarde, en la edad adulta”, explica Darla Zelenitsky.

“Estas características difieren de aquellas observadas en los pájaros cuyas alas se desarrollan generalmente siendo muy jóvenes, poco después de su salida del huevo”, precisó.

El descubrimiento de alas en dinosaurios demasiado gordos como para volar indica que estas estructuras no estaban destinadas a volar sino tal vez a seducir, o para la reproducción o para incubar los huevos, según los investigadores.