X

Tecnología

¿Es el WhatsApp causante de acercamientos y rupturas sentimentales?

(Caracas, 06 de noviembre).- El nuevo canal de comunicación permite a muchos saber cada movimiento de sus contactos, esta saturación de información podría generar algunos conflictos de parejas y amigos pues todas las actividades quedan al descubierto.

Esta información obtenida a través de un teléfono celular es tan simple como hacer click sobre cada uno de los contactos del WhatsApp. Una aplicación de mensajería instantánea que está cambiando el mundo de las relaciones sociales, pero que a la vez provoca muchas crisis de pareja o tensiones entre amigos.

Son muchas sus ventajas, ya que estamos en interacción constante con muchas personas en solo cuestión de segundos, sin tener que moverte de lugar. En una etapa de enamoramiento es propicia para propagar la emoción y la curiosidad del “nuevo amor”, saber todo sobre él o ella es sumamente tentador, además que saber los detalles sobre la vida del otro nos hace ser partícipe de ello; pero el panorama cambia cuando se trata de relaciones ya establecidas, ¿qué ocurre cuando muchas de estas “noticias” causan malestar y problemas en esas relaciones?

Expertos en la materia coinciden en que toda nueva tecnología, necesita “ser domesticado”, para evitar sobresaltos. Y es que las particularidades de este nuevo canal de comunicación pueden causar también tensiones, angustia o ansiedad.

La principal diferencia del WhatsApp entre otras redes sociales como Facebook o Twitter, es que delata a la persona que lo usa. Todos los contactos del usuario tienen información, al instante, sobre la última vez que este se ha conectado, si está o no en línea y también se puede intuir si la persona a la que se ha enviado el mensaje lo ha leído.

Es allí donde las relaciones obsesivas comienzan a propiciar conflictos hasta llevarlos a la inevitable ruptura, controlando cada paso del contacto en cuestión, limitando la relación y poniendo en tela de juicio la confianza y credibilidad.

El WhastApp también puede crear conflictos en las relaciones entre amigos. La tardanza en la respuesta de un mensaje, que se intuye que ha leído la otra persona, puede causar recelos. A esta mensajería inmediata se le exige respuestas rápidas. Nada que ver con los correos electrónicos o llamadas de teléfono. La exclusión de personas en grupos específicos de amigos, cada vez más frecuentes, y donde los mensajes los ven todas las personas que forman parte de esa comunidad, es otro foco de conflicto.

Para leer el artículo completo pulse aquí.