X

Tecnología

Si las plantas tienen sed mandarán un SMS al agricultor

La imagen no está relacionada con la noticia. Foto:Imagemore Co., Ltd.

Investigadores del Instituto Vulcani de Israel han desarrollado un sensor que mide los niveles de humedad en plantas y árboles y, en caso de necesidad, enví­a un SMS al agricultor advirtiéndole que sus cultivos tienen sed.

La nueva aplicación tecnológica, que ayudará a los agricultores a tener una vida más relajada y menos pendiente de su huerta, da la alerta cuando las plantas requieren agua, enviando un mensaje de texto al teléfono móvil o un mensaje electrónico por internet.

Con forma de martillo, el dispositivo es implantado en el árbol o en la raí­z de la planta, donde controla las corrientes eléctricas mediante pulsos, y cuando estas son bajas el sensor emite una señal de alerta, informa el diario Haaretz.

Según los dos encargados del proyecto, Eran Raveh y Arie Nadler, expertos en biologí­a de las plantas y suelos, el dispositivo «será extremadamente ventajoso para agricultores de frutas y verduras» y les ahorrará «hasta un 50 por ciento en los gastos de riego«.

Los dos cientí­ficos han tardado siete años en ver materializada su idea, para permitir que «con este sensor, el nivel de irrigación, y sobre todo sus plazos, sean controlados por los agricultores«, en palabras de Nadler.

«Cuando las plantas requieren agua, enviando un mensaje de texto al teléfono móvil o un mensaje electrónico por internet».

El Instituto Vulcani, situado unos kilómetros al sureste de Tel Aviv, es una institución dependiente del Ministerio de Agricultura de Israel y dedicado a la investigación agropecuaria.

Su función se extiende desde la supervisión de polí­ticas agrarias y ganaderas al cumplimiento de normas cientí­ficas, cuarentenas y de salud, pasando por la búsqueda de sistemas, tecnologí­as y mecanismos para apoyar el desarrollo agrario en Israel.

El germen de esta institución se remonta a 1921, poco después de que los primeros inmigrantes sionistas comenzaran a dedicarse a la agricultura, con la que los judí­os casi no tuvieron relación durante veinte siglos.

El nuevo sensor fue presentado al público en una exhibición del Ministerio de Agricultura en el valle de la Arava, con motivo de una conferencia para celebrar el cincuenta aniversario de la repoblación de esa zona desértica del sur de Israel.

Hasta ahora, los agricultores no disponí­an de un dispositivo barato y eficiente para medir los niveles de humedad.

Para tener una idea clara de cuándo es necesario regar, los agricultores deben realizar en la actualidad una verificación en, por lo menos, 26 puntos alrededor de la planta.

Ese trabajo lo pueden hacer ahora los sensores, con un notable ahorro para los agricultores, que no se verán obligados a desplazarse hasta los cultivos y verificar el í­ndice de sequedad del suelo.

Completado el desarrollo tecnológico, Raveh y Nadler se abocarán ahora al diseño de un producto más comercial, tanto en tamaño como en coste.

El nuevo dispositivo ayudará también a corregir errores de saturación de riego, que a veces causa daños a los cultivos.

Completado el desarrollo tecnológico, Raveh y Nadler se abocarán ahora al diseño de un producto más comercial, tanto en tamaño como en coste, de forma que pueda ser utilizado asimismo con fines domésticos.

«Ahora vamos a tratar de desarrollar un dispositivo con potencial comercial. Reduciremos más su tamaño y los distribuiremos a los agricultores a un precio más accesible para todos», agrega Nadler.

Raveh asegura que ya le han expresado interés agricultores de cí­tricos, bananas, mango y uvas, en algunos casos de lugares tan lejanos de Israel como California.

Ví­a EFE