X

Tecnología

Adiós a los rayones, pintura de auto que se “auto-repara”

Foto: JLP

Cientí­ficos dicen haber inventado una tipo de carrocerí­a que se “repara a sí­ misma“, que repara rayones y limpia manchas en la pintura cuando se expone al sol.

Aparentemente toma entre 15 y 30 minutos para que desaparescan los rayones, y el trabajo de pintura del auto puede verse como cuando salió del consecionario.

De hecho, sus creadores piensan que se puede utilizar en cualquier material que pueda ser vulnerable a este tipo de daño, como discos, lentes de sol, pantallas de iPods, zapatos y cualquier otro tipo de mobiliario.

Sin embargo, el material se encuentra en fase de prueba, y según expertos podrí­a distribuirse de manera comercial en cinco años.

El Dr. Marek Urban, quien desarrolló el polí­mero en la University of Southern Mississippi, Hattiesburg, dijo que podrí­a utilizarse también en herramientas médicas en las cuales los rayones o grietas puedan albergar gérmenes.

Hay un inmenso número de oportunidades para esto“, dijo. “Básicamente cualquier cosa expuesta externamente”.

Por otra parte, la mayorí­a de los productos existentes son “complicados y costosos“. El polí­mero que se “auto-repara”, descrito hoy por el periódico de ciencia de dicha universidad, es “bastante más barato y simple“.

Infografí­a www.dailymail.co.uk

El compuesto es un poliuretano, que combina al “oxetane” con el “chitosan” (éste se produce en los caparazones de cangrejos, langostas y calamares), éstos dos compuestos mezclados propician la reparación inmediata de la capa.

Este material puede utilizarse para hacer pintura de auto, o plástico transparente para pantallas, lentes o relojes. La velocidad de la reparación depende del sol. En un clima tropical los rayones se desvanecerí­an 5 o 6 veces más rápido que un clima tí­pico del Reino Unido.

Un rayón o golpe exactamente en el mismo sitio, “no se va a reparar solo“. Adicionalmente el material necesita más pruebas en punturas y capas protectoras, añadió el cientí­fico.

Este artí­culo fue traducido de www.dailymail.co.uk, para ver el artí­culo completo pulse aquí­.