X

Tecnología

Científicos aseguran haber observado impactos de meteoritos en los anillos de Saturno

Foto: Archivo

(Caracas, 26 de abril. Noticias24) – Los astrónomos solo han podido observar directamente impactos de meteoritos en la Tierra, la Luna y Júpiter. Hasta ahora. La nave Cassini de la Nasa, que estudia el planeta Saturno y sus lunas, ha observado impactos de meteoros en los anillos del planeta del sexto planeta del Sistema Solar.

Se trata de fragmentos de rocas de un tamaño de entre 1 centímetro y varios metros. Tamaños minúsculos con una importancia mayúscula en el estudio de nuestro Sistema Solar. Analizar su impacto puede ayudar a los científicos a comprender cómo se forman los diferentes planetas de nuestro sistema.

“Estos nuevos resultados sugieren que la cantidad de impactos diarios de pequeñas partículas en Saturno es muy similar a los que impactan en la Tierra”, afirma Linda Spilker, científica en el proyecto Cassini.

Durante años los científicos estudiaron los rastros de 9 impactos en los anillos de Saturno que se produjeron en 2005, 2009 y 2012. “Sabíamos que estos impactos se producían constantemente, pero desconocíamos lo grandes o frecuentes que podían ser”, añade Matt Tiscareno, autor del estudio que publica la revista científica Nature.

Los investigadores creen que los meteoritos se fragmentan al interactuar con los anillos. Los trozos resultantes de esa partición reducen sustancialmente su velocidad y las pequeñas partículas entran en la órbita de Saturno. Sin embargo, los anillos son sorprendentemente claros y brillantes, “lo que nos sugiere que son mucho más jóvenes que el planeta”, afirma Jezz Cuzzi, del equipo de Cassini.

La misión Cassini es un proyecto conjunto de la Nasa, la Agencia Espacial Italiana y la ESA, o Agencia Espacial Europea. A pesar de que su lanzamiento se produjo en 1997, no fue hasta 2004 cuando la nave consiguió entrar en la órbita de Saturno. La sonda consiguió alcanzar la luna Titán, la mayor del planeta, en 2005, donde recogió información en su superficie para su estudio científico.

Con información de El País