X

Tecnología

Intel lanza en Costa Rica el «más revolucionario» procesador para servidores

Foto: www.intel.com

La trasnacional tecnológica Intel realizó hoy en su planta de producción de Costa Rica el lanzamiento mundial de su nuevo procesador para servidores llamado Xeon 5500, al que califica como «el más revolucionario» fabricado en los últimos 15 años.

«Esta nueva tecnologí­a significa un avance radical en inteligencia y control eficiente del uso de la energí­a y adaptabilidad«, señaló la empresa en un comunicado tras el lanzamiento de 17 de esos procesadores.

La serie de procesadores Intel Xeon 5500, conocidos con el nombre de Nehalem EP, servirán para súper computadoras que se utilizan para soportar altas cargas de trabajo como por ejemplo las investigaciones espaciales.

Los Intel Xeon 5500 servirán para súper computadoras que se utilizan para altas cargas de trabajo

«Las computadoras basadas en la serie de procesadores Intel Xeon 5500 tendrán un gran impacto. Equipadas con el triple de ancho de banda de memoria, las plataformas basadas con estos chips manejan sin esfuerzo una variedad de cargas de trabajo y condiciones«, aseguró la compañí­a.

Otra ventaja de estos procesadores es que ofrecen mejoras de ahorro energético automático, mediante lo cual «se ajusta el consumo con base en la tasa de transferencia en tiempo real y sin sacrificar el desempeño«.

El vicepresidente y director general del grupo de empresa digital de Intel, Patrick Gelsinger, expresó en el boletí­n que «estos chips presentan avances en desempeño, virtualización y gestión de la carga de trabajo que crearán oportunidades para resolver los desafí­os más complejos del mundo«.

Estos procesadores se comenzaron a desarrollar hace dos años en la planta de Intel en Costa Rica, proceso en el que participaron 70 ingenieros del paí­s centroamericano.

De acuerdo con Intel, unos 70 fabricantes tecnológicos clientes de Intel, entre ellos Cisco, Dell, Fujitsu, Apple, IBM y HP, utilizarán en breve sistemas basados en el nuevo procesador.

Gelsinger agregó que los nuevos chips «llevarán más allá los lí­mites de la ciencia y la tecnologí­a»

En Costa Rica, la compañí­a prueba el 99 por ciento de todos los procesadores para servidores de la Corporación Intel y actualmente se encarga de la manufactura exclusiva de 18 familias diferentes de productos y sus respectivas variedades.

Intel inició sus operaciones en el paí­s centroamericano en 1996 con una planta de ensamblaje y prueba de microprocesadores, pero hoy se diseñan microchips y circuitos electrónicos, se realizan investigaciones y se prestan servicios financieros y contables para toda la corporación.

La multinacional estadounidense ha supuesto para Costa Rica en los años que lleva instalada más de 700 millones de dólares en inversión, cerca del 4,9 por ciento en el Producto Interior Bruto, un 20 por ciento de las exportaciones y unos 3.500 empleos.

Ví­a EFE