X

Tecnología

Las primeras obras de la humanidad son puestas en lí­nea

Dos personas departen durante el lanzamiento de la Biblioteca Digital Mundial en Parí­s el martes 21 de abril del 2009. Las bibliotecas nacionales y la agencia educativa de las Naciones Unidas pusieron en lí­nea algunas de las obras escritas más antiguas de la humanidad, desde oráculos chinos hasta el primer mapa europeo del Nuevo Mundo.Foto: AP/Jacques Brinon

Varias bibliotecas estadounidenses y la UNESCO, la agencia educativa de las Naciones Unidas, pusieron en lí­nea algunos de los documentos escritos más antiguos de la humanidad, desde la primera novela latinoamericana y oráculos chinos hasta el primer mapa europeo del Nuevo Mundo.

El bibliotecario del Congreso de Estados Unidos, James Billington, dijo que la idea que impulsa la Biblioteca Digital Mundial no es competir con Google o Wikipedia, sino concitar el interés de los lectores jóvenes y moverlos a leer libros.

Hay que volver a los libros“, afirmó Billington en una entrevista en Parí­s, donde el proyecto fue lanzado en la sede central de la UNESCO. “Estos son documentos primarios de una cultura“.

Un cibersitio en siete idiomas —inglés, español, portugués, francés, ruso, árabe y chino— conduce a los lectores a través de hallazgos singulares de más de una decena de paí­ses.

Entre ellos se encuentra un mapa del Nuevo Mundo de 1562, el único ejemplar conocido del primer libro publicado en las Filipinas en español y tagalo, un manuscrito serbio del siglo XI y oráculos adivinatorios chinos, trozos de huesos o un caparazón de tortuga con inscripciones que están entre las primeras muestras conocidas de la escritura china.

También tiene fotografí­as, pelí­culas y grabaciones antiguas.

Por ahora, las investigaciones en el cibersitio producen unos pocos centenares de rubros en cada categorí­a, pero Billington anticipa que el proyecto se expandirá a medida que otras bibliotecas nacionales se sumen a las 32 bibliotecas e instituciones de investigación ya involucradas.

Insiste en que la idea es calidad y no cantidad. “No es sólo una biblioteca en lí­nea“, aseguró. “Estas piezas son únicas, o sólo disponibles en unos pocos sitios. No se consiguen en otros lados“.

La página web permite ver las obras originales página por página
, escaneadas por las bibliotecas nacionales que participaron en el proyecto, a menudo con una narración multilingí¼e por parte de curadores.

Vincula entre sí­ las piezas de un mismo tema en diferentes paí­ses, en una especie de retrospectiva en lí­nea. “Une la tradición cultural dispersa por el mundo“, afirmó Billington.

El cibersitio está dirigido a investigadores, profesores y alumnos en todo el mundo.

Aunque sus ofrecimientos son escasos por ahora, Billington lo considera un punto de partida, “una puerta de entrada al aprendizaje para quienes viven en un mundo audiovisual“.

Para ingresa a la página, pulse aquí­.

Ví­a The Associated Press