X

Tecnología

Mánager de Cardenales de San Luis demanda a Twitter

El manager de los Cardenales de San Luis Tony La Russa retira al lanzador Kyle Lohse, mientras el puertorriqueño Yadier Molina (4) y el entrenador Barry Weinberg los observan en la tercera entrada del partido de béisbol del miércoles 3 de junio del 2009 en San Louis. La Russa demandó a la red social Twitter por el uso indebido de su nombre. Foto: AP/Jeff Roberson

El mánager de los Cardenales de San Luis, Tony La Russa, demandó a la red social de internet Twitter, acusándola de uso indebido de su nombre para hacer chistes sobre conductores ebrios y dos lanzadores de su novena que murieron.

La Russa dijo que esta página dañó su reputación y le causó tensión emocional. La demanda fue presentada el mes pasado en la Corte Superior de California en San Francisco y busca compensación por daños no especificados.

El manager de los Cardenales se abstuvo de hablar sobre el caso

No voy a decir nada, sólo que el abogado de nuestra fundación está llevando la demanda“, dijo a The Associated Press.

Los mensajes que se enviaron el jueves al abogado de La Russa y a Twitter, con sede en San Francisco, no obtuvieron respuesta inmediata.

La demanda señala que alguien creó una cuenta falsa con el nombre de La Russa y publicó mensajes, que en el sitio se conocen como “tweets“, que aparentaban ser escritos por él mismo. Según los documentos judiciales, los comentarios eran “peyorativos y degradantes“, además de que violaron el derecho de La Russa sobre su nombre.

La cuenta con el nombre del manager no funciona más. La demanda incluye imágenes de una pantalla con tres mensajes, uno publicado el 19 de abril decí­a: “Perdimos 2 de 3, pero logramos salir de Chicago sin incidentes por conducir ebrios o sin un lanzador muerto“.

El serpentinero de los Cardenales Darryl Kile murió por una enfermedad cardiaca en un hotel de Chicago en el 2002, en tanto que el relevista Josh Hancock falleció en un accidente automovilí­stico en abril del 2007 y las pruebas de sangre que se le hicieron mostraban que su nivel de alcohol era de 0,157, casi el doble del lí­mite permitido.

Durante el entrenamiento de pretemporada de ese año, La Russa apreció dormido al volante de un auto deportivo con un nivel de alcohol de 0,093 en la sangre. Se declaró culpable de conducir en estado de ebriedad.

Las imágenes incluidas en la demanda mostraban “tweets” con el tí­tulo de “¡Hey! Tony La Russa está en Twitter” y una fotografí­a del manager. La misma página incluye un mensaje al lado que dice “Las parodias biográficas son divertidas“.

Ví­a The Associated Press