X

Tecnología

Bic crea el primer celular “desechable”

Foto del teléfono “desechable” de Bic. Foto: www.elpais.com

La compañí­a francesa Bic se hizo famosa cuando inventó su celebrado bolí­grafo desechable, capaz de competir con las plumas estilográficas. Lo mismo ocurrió con sus encendedores. Ahora se ha pasado al terreno de los móviles.

De la mano del operador Orange, Bic ha lanzado en España el Bic Phone, el primer móvil desechable, con las funcionalidades más básicas, es decir, llamar y enviar mensajes cortos (SMS), radio FM, alarma y calculadora.

El teléfono se podrá adquirir en puntos de venta tan accesibles como estancos, papelerí­as, gasolineras y grandes superficies comerciales a partir de la primera semana de julio a un precio de 29 euros con 12 euros en llamadas gratis incluidos.

Funciona con una tarjeta SIM de prepago recargable, al que se le pueden acoplar luego las diferentes tarifas de ahorro del operador.

El Bic Phone ya se ha lanzado en Francia, donde se han vendido 110.000 unidades entre agosto de 2008, fecha de su lanzamiento, y principios de mayo de este año a un precio de 49 euros.

En realidad, Bic no se está lanzando al mercado de la telefoní­a móvil. El Bic Phone es un concepto de “listo para usar” nacido de un acuerdo de licencia con Orange. El operador de France Télécom se encarga de la comercialización del móvil y recibe la totalidad de los ingresos generados a partir de las ventas. Luego, realiza un pago a Bic en concepto de licencia de uso de su marca. El importe de dicho pago es información confidencial.

El diseño del teléfono recuerda el universo colorista de Bic ya que es “desenfadado, moderno y divertido”, según uno de sus creadores
. La fabricación del terminal se ha subcontratado a TCL, que posee la marca Alcatel Móviles.

El concepto de desechable no quiere decir que una vez que se acabe la baterí­a sea “botado” como un encendedor. Dispone de una baterí­a recargable que permite 240 horas de encendido y cuatro horas de conversación.

Para ver el artí­culo original pulse aquí­.

Con información de www.elpais.com