X

Tecnología

Steve Jobs podrí­a reaparecer mañana

El gigante tecnológico Apple presentará mañana sus nuevos productos en un evento en San Francisco, ante rumores sobre la renovación de los iPod, el estreno de un computador de bolsillo o la reaparición pública de Steve Jobs.

El secretismo que acompaña habitualmente a los mediáticos actos de los creadores de Macintosh se repitió en esta ocasión, en la que los analistas no parecen tener claro cuál será el golpe de efecto con el que intentará sorprender la compañí­a californiana, si bien las expectativas no son muy altas.

La invitación enviada a la prensa para la conferencia de este miércoles, acompañada con el mensaje «Es solo rock and roll, pero nos gusta«, apunta hacia una actualización del dispositivo iPod, así­ como de la oferta de la tienda virtual de música de Apple, iTunes.

El hecho de que la presentación tenga lugar el mismo dí­a en el que salen a la venta todos los álbumes de los Beatles digitalizados, así­ como el videojuego «The Beatles Rock Band«, alimentó el rumor de que Apple podrí­a sumarse al resurgir de la banda de Liverpool y llevar al iTunes la discografí­a del grupo.

Se espera que el iPod acapare también protagonismo con el estreno de versiones renovadas de los modelos originales y la anticipada inclusión de cámaras de fotos en los dispositivos.

Menos probable parece que esta empresa saque a la luz una de sus más prometedoras propuestas tecnológicas, el llamado iPad, un computador de bolsillo de pantalla táctil con versatilidad de libro electrónico.

Este proyecto se vio alterado por la baja por enfermedad de Steve Jobs, el cofundador de Apple, quien se reincorporó al trabajo en junio después de casi seis meses en los que se enfrentó a un cáncer de páncreas.

Jobs, que acostumbraba a realizar las presentaciones de Apple, tuvo que delegar desde entonces la puesta en escena de los nuevos productos al vicepresidente de marketing, Phil Schiller.

La reaparición de Jobs se baraja como una de las posibles novedades de Apple, aunque sea a través de una videoconferencia.

Ví­a EFE