X

Tecnología

Paí­ses se equipan con «ciberarmas» en preparación de conflictos cibernéticos

Estados Unidos, Rusia, Francia, Israel y China están equipados con «ciberarmas», según un informe dado a conocer por la firma de seguridad en Internet McAfee, que también dijo que los ataques cibernéticos con motivación polí­tica han aumentado en los últimos meses.

El Informe Criminológico Virtual que cada año presenta McAfee señala que en Estados Unidos la Casa Blanca, el Departamento de Seguridad Interna, el Servicio Secreto y el Departamento de Defensa han sido ví­ctimas de ataques cibernéticos con motivaciones polí­ticas.

Los ataques, en forma de «denegación de servicio», se produjeron de forma coordinada el 4 de julio, la fecha que Estados Unidos celebra su independencia, y también afectaron el Departamento del Tesoro, la Bolsa de Nueva York, Nasdaq, Amazon y Yahoo.

Pocos dí­as después, 11 sitios de Internet del Gobierno surcoreano fueron «apagados» por la misma red de 50.000 ordenadores utilizados para atacar Estados Unidos.

Los servicios secretos de Seúl acusaron a Corea del Norte de orquestar el ataque, añadió el informe.

Dmitri Alperovitch, vicepresidente de Investigación de Amenazas de McAfee, especula en el informe que si los ataques contra EE.UU. y Corea del Sur se originaron en Corea del Norte, la motivación podí­a haber sido probar el impacto de los ataques en las comunicaciones entre los dos paí­ses y su efecto en las comunicaciones militares.

Otro caso señalado por la firma es la avalancha informática que sufrió Georgia de forma paralela al conflicto armado que mantuvo con Rusia por la región de Osetia del Sur en el verano del 2008.

En el 2007, otra ex república soviética, Estonia, vio como una avalancha causada por denegación de servicio atacaba los sitios de Internet de su Gobierno. Los ataques duraron semanas y afectaron a todos los habitantes del paí­s, en muchos casos impidiendo su acceso a cuentas bancarias a través de Internet.

En este ambiente, McAffe dijo que los paí­ses están desarrollando sus capacidad bélicas en el ciberespacio, lo que calificó como una «carrera de ciberarmas» que tiene en el punto de mira redes informáticas gubernamentales y otras infraestructuras crí­ticas para el funcionamiento de naciones.

El informe señala que los objetivos teóricos y reales de estos ataques son redes eléctricas, sistemas de transporte, telecomunicaciones, finanzas y suministro de agua «porque el daño puede ser hecho de forma rápida y con poco esfuerzo».

Pero el informe también advirtió que es el sector privado el que se encuentra en mayor riesgo de ataque, en parte porque la infraestructura crí­tica de un paí­s está normalmente en manos de compañí­as privadas y en parte porque el sector depende de los gobiernos para prevenir los ataques.

Ví­a EFE