X

Tecnología

Obama está preocupado por polémica entre China y Google

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, está preocupado por las denuncias sobre el «ciberataque» que el buscador de Internet Google ha presentado contra Pekí­n, informó hoy la Casa Blanca.

Según explicó el portavoz de la Casa Blanca Bill Burton, quien acompaña a Obama en una visita a Strickland, en Ohio, el presidente «sigue estando preocupado por la violación en la seguridad que Google atribuye a China».

«Como la secretaria de Estado Hillary Clinton ha dicho, todo lo que exigimos a China es que dé respuestas» a las acusaciones, indicó el portavoz.

Por su parte, el portavoz del Consejo de Seguridad de la Casa Blanca, Mike Hammer, declaró a un grupo de periodistas extranjeros que «no es una cuestión» de que se esté «acusando a nadie», dijo, «simplemente, hemos pedido una explicación y esperamos una respuesta».

Inicialmente, la Casa Blanca no habí­a querido inmiscuirse en la polémica, que ha entrado ya en el terreno de la diplomacia, y la semana pasada el portavoz presidencial, Robert Gibbs, se habí­a limitado a indicar que el Gobierno se encontraba en contacto con Google sobre el asunto y querí­a un internet «libre», sin censura.

Hillary Clinton indicó en su discurso del jueves que esperaban «que las autoridades chinas lleven a cabo una revisión minuciosa de las intrusiones cibernéticas que llevaron a Google a hacer su anuncio» y «que esta investigación y sus resultados sean transparentes».

Clinton afirmó que Internet ha sido una fuente de «tremendo progreso» en China, pero advirtió a Pekí­n de que «paí­ses que restringen el libre acceso a la información o violan los derechos básicos de los usuarios de Internet, corren el riesgo de quedarse fuera del progreso del próximo siglo».

Por su parte, el portavoz del ministerio de Exteriores chino, Ma Zhaoxu, advirtió hoy de que las crí­ticas de Washington «perjudican a las relaciones bilaterales».

El pasado dí­a 12, el buscador de Internet amenazó con cerrar sus operaciones en China después de sufrir un «ciberataque» proveniente del paí­s asiático dirigido a cuentas de correo electrónico de activistas pro derechos humanos y que al parecer ha afectado también a al menos otras 34 compañí­as en Estados Unidos.

Google decidió replantearse su estrategia en China, donde está presente desde hace cuatro años, al entender que no se están cumpliendo los objetivos con los que se implantó en el paí­s y que le llevaron a transigir con la censura gubernamental.

Después aclaró que va a hablar con las autoridades chinas sobre la posibilidad de operar un servicio de búsqueda sin censura dentro de China y si eso fuera imposible, entonces cerrarí­a Google.cn.

Ví­a «EFE»