X

Tecnología

China rechaza acusaciones por ataques en Internet

Foto Archivo

China negó el lunes estar involucrada en ataques en la internet y defendió como legales sus polí­ticas de restricciones en internet, luego que Estados Unidos llamase a Beijing a investigar un ataque cibernético contra el gigante de búsquedas web Google.

La compañí­a anunció el 12 de enero que saldrí­a de China a menos que el gobierno relajara sus reglas de censura. El ultimátum vino después que Google dijo que las cuentas de correo electrónico de activistas de los derechos humanos crí­ticos de China habí­an sido «hackeadas».

La polí­tica de China contra «hackers» es transparente y coherente, dijo el Ministerio de Industria y Tecnologí­a de Información.

«Cualquier acusación de que el gobierno chino ha participado en ataques cibernéticos, ya sea de forma explí­cita o indirecta, carece de base y busca desacreditar a China», dijo un portavoz no identificado del ministerio, de acuerdo con una transcripción de una entrevista con la agencia noticiosa oficial Xinhua colocada en el cibersitio del ministerio.

Xinhua citó además al Consejo de Estado, el gabinete chino, que dijo que las regulaciones de la internet se basan en la ley y criticó lo que llamó interferencias en los asuntos internos de China.

Mientras tanto, el Diario del Pueblo, órgano del Partido Comunista, acusó al gobierno estadounidense de controlar estrictamente internet en su paí­s mientras demanda a otros paí­ses que construyan «una utopí­a de libertad en internet».

«En realidad, esa libertad de internet que se está vendiendo en todas partes no es sino una estrategia diplomática y solamente una ilusión de libertad», dijo el periódico.

Los comentarios cada vez más acalorados de Beijing se producen luego de crí­ticas de la secretaria de estado norteamericana Hillary Rodham Clinton la semana pasada a paí­ses que implementan censura en la internet.

Clinton además llamó a Beijing a investigar los ataques cibernéticos contra Google, que fueron uno de los factores en la amenaza de la compañí­a el 12 de enero de retirarse de China.

Google dijo que habí­a descubierto un ataque cibernético que se robó código de sus programas y de cuentas de correo electrónico de activistas de derechos humanos que protestan contra polí­ticas chinas.

La compañí­a rastreó el origen de los ataques a «hackers» en China, pero no los ha vinculado al gobierno chino o sus agentes.

Copyright 2010 The Associated Press.