X

Tecnología

Oposición iraní­ denuncia que régimen restringe acceso a internet

La oposición iraní­ denunció este miércoles que los servicios y accesos a internet han sido restringidos en varias zonas del paí­s, incluida la capital, Teherán, ante de la celebración el próximo dí­a 11 del 31 aniversario del triunfo de la Revolución Islámica.

Para ese dí­a, tanto la oposición reformista como el Gobierno han convocado sendas manifestaciones de apoyo.

Durante la última celebración nacional, el pasado 27 de diciembre, dí­a de Ashura, al menos ocho personas murieron en enfrentamientos entre la Fuerzas de Seguridad, milicias pro régimen y grupos de oposición reformista.

“Los servicios de Internet en Irán sufren interrupciones desde los pasados dí­as, previos a la celebración de la fiesta de 22 de Bahman, por el temor de las autoridades iraní­es a manifestaciones de protesta”, explica hoy la página web “Jaras”.

Según este sitio de la red, gestionado por opositores afines al “movimiento verde”, el acceso a cuentas de correo de buzones como Yahoo y Gmail fue prácticamente inaccesible el martes en amplias zonas de Teherán debido a las interrupción del servicio o la reducción de la velocidad.

En grandes ciudades como “Mashad y en otros centros urbanos de las provincias de Jorasan Razavi, Jorasan Shomali y Jorasan Jonubi la conexión ha estado interrumpida desde el pasado domingo”, agregó la web.

Internet se ha convertido en uno de los principales campos de batalla de la crisis que divide Irán desde que hace siete meses fuera reelegido el presidente Mahmud Ahmadineyad en unos comicios que la oposición considera “fraudulentos”.

A principios de enero, la Policí­a ya advirtió de que utilizar los mensajes de texto telefónicos (SMS) y el correo electrónico para convocar movilizaciones era un delito mayor que asistir a las propias protestas.

Semanas después, la Policí­a agregó que utilizar filtros para consultar las web bloqueadas en Irán constituye también un delito y que aquellos que los usen podrán ser procesados y castigados.

Habitualmente, en los dí­as previos a las protestas, las autoridades reducen la velocidad de acceso a la red e incluso cancelan el servicio de SMS y barren la señal en las zonas de convocatoria para tratar de impedir la movilización y que se enví­en imágenes e información al exterior.

Irán está sumido en una grave crisis polí­tica y social desde la victoria, el pasado junio, del ultraconservador Ahmadineyad.

Ese mismo dí­a, cientos de miles de personas se echaron a la calle y en la represión de esas protestas murieron unas 30 personas, según cifras oficiales, y 72, de acuerdo con el cómputo de los opositores.

Además, miles de iraní­es han sido detenidos, entre ellos cientos de miembros de la oposición reformista, que lideran los candidatos derrotados, Mir Husein Musaví­ y Mehdi Karrubí­.

El régimen iraní­ ha acusado a Estados Unidos y el Reino Unido de instigar la peor crisis que atraviesa la República Islámica desde su fundación en 1979.

El Poder Judicial, por su parte, ha condenado a casi un centenar de personas, acusadas en su mayorí­a de atentar contra la seguridad del Estado y participar en una “conspiración” para derrocar el Gobierno.

Ví­a”EFE”