X

Tecnología

Sorpresas del primer recuento exhaustivo de galaxias según tipo morfológico

La imagen no está relacionada con la noticia. Foto: Bryan Allen

Más de la mitad de las galaxias espirales actuales “tení­an formas particularmente extrañas” hace 6.000 millones de años, según un equipo europeo de astrónomos que por primera vez hizo un recuento exhaustivo de las galaxias próximas y lejanas por tipos morfológicos, informó hoy L’Observatoire.

“Contrariamente a lo que se creí­a hasta ahora”, el equipo demostró que la llamada “secuencia de Hubble” aplicada a las galaxias de hace 6.000 millones de años “es muy diferente de la que conocemos hoy”, resaltó en un comunicado.

De confirmarse estos resultados significarí­a que los fenómenos de colisiones y de fusiones entre galaxias desempeñaron un gran papel en el pasado reciente de dichos objetos, y que la galaxia en la que se encuentra la Tierra, la Ví­a Láctea, habrí­a escapado en los últimos miles de millones de años a ese tipo de fusiones.

Para analizar las galaxias en esos dos momentos de la historia del Universo y comprender mejor su evolución, el equipo estudió por primera vez en paralelo la morfologí­a de 116 galaxias locales y de 148 galaxias alejadas y construyó dos secuencias de Hubble, una actual, y una de un periodo anterior a la formación del sistema social.

La llamada “secuencia de Hubble” aplicada a las galaxias de hace 6.000 millones de años “es muy diferente de la que conocemos hoy”

El director del equipo, Franí§ois Hammer, del Laboratorio “Galaxies, Etoiles, Physique et Instrumentation” (GEPI), dijo a Efe que trabajaron con menos de 200 galaxias lejanas “de un equivalente de 500.000”.

Se seleccionaron “las más masivas porque querí­amos mirar la evolución de las galaxias más importantes con galaxias como la nuestra”, resaltó.

El cientí­fico estadounidense Edwin Powell Hubble (1889 – 1953) estableció en 1926 una primera secuencia que ahora “mejoramos”, al poder trabajar sobre galaxias lejanas, que “ni siquiera podí­a ver como un punto” con la tecnologí­a de que disponí­a, explicó Hammer.

Su equipo contó con la ayuda del Telescopio Espacial Hubble NASA-ESA y de los grandes telescopios instalados en Chile, además del Sloan Digital Sky Survey, explicó.

Respecto a las galaxias actuales “encontramos lo mismo que en 1926, el interés reside en que se hizo lo mismo con las galaxias lejanas”, que son objetos muy débilmente luminosos debido a la enorme distancia a la que se encuentran, recalcó Hammer.

Destacó, asimismo, que establecieron dos secuencias, una actual y otra sobre la situación en el pasado, con una certidumbre máxima, “de tipo estadí­stico”, pues se estudiaron “exactamente de la misma manera las galaxias próximas y las lejanas”.

El equipo europeo, compuesto por ocho astrónomos, entre ellos los latinoamericanos, Rodney Delgado-Serrano, de Panamá, y Hector Flores, de Chile, trabajó durante cinco años hasta llegar a sus conclusiones, publicadas por primera vez en la revista cientí­fica Astronomy & Astrophysics, el pasado 22 de enero.

En este artí­culo, Delgado-Serrano subrayó que hace 6.000 millones de años “habí­a muchas más galaxias particulares que ahora”, lo que es un resultado “muy sorprendente”, pues quiere decir que en ese periodo de tiempo, “esas galaxias particulares debieron transformarse en galaxias espirales, lo que implicó profundas transformaciones en épocas relativamente recientes”.

El Observatorio recordó en su nota que el estudio de la formación de las galaxias y de su evolución morfológica, a partir de la clasificación establecida en 1926 por Hubble, es un tema muy debatido por los astrónomos de todo el mundo.

Ví­a “EFE”