X

Tecnología

Postergan salida del transbordador Endeavour a causa de las nubes

El transbordador espacial Endeavour aparece listo para el lanzamiento en la plataforma 39A en el Centro Espacial Kennedy de Cabo Cañaveral, Florida, el sábado 6 de febrero de 2010. (Foto AP/John Raoux)

Las nubes finalmente evitaron que el transbordador espacial Endeavour despegara el domingo en el último lanzamiento nocturno de una de estas naves, lo que demoró el viaje que debe transportar las últimas piezas importantes de la Estación Espacial Internacional.

Una franja de nubes comenzó a llegar desde el norte la noche del sábado. La agencia espacial NASA continuó la cuenta regresiva hasta que restaban nueve minutos pero el cielo seguí­a cubierto.

Los directores del lanzamiento dijeron que volverí­an a intentar el lunes, cuando se espera un clima ligeramente mejor.

“Intentamos con ahí­nco arreglarnos con el clima, pero estaba demasiado cambiante”, dijo el director de lanzamiento Mike Leinbach a los seis astronautas que aguardaban dentro del Endeavour. “Simplemente no nos sentimos cómodos con un lanzamiento del transbordador esta noche”.

“A veces simplemente hay que tomar una decisión”, contestó el comandante George Zamka. “Así­ que lo entendemos y volveremos a intentar mañana a la noche”.

El Endeavour lleva una nueva sala y una plataforma de observación a la estación orbital, que con esas piezas quedará completa en un 98%.

El lanzamiento quedó programado para las 4:14 de la mañana hora local (0914 GMT). Esto significa que el equipo de lanzamiento tendrá que iniciar su trabajo la tarde del domingo y se perderá la final del campeonato de fútbol americano, el Super Bowl, el acontecimiento deportivo más popular del año en Estados Unidos.

Se espera que éste sea el último lanzamiento a oscuras de un transbordador. La partida nocturna significa que Zamka y la tripulación tendrán que trabajar de noche durante toda la misión de 13 dí­as de duración.

El administrador de la agencia espacial NASA Charles Bolden les recordó a los periodistas que apenas quedan cinco misiones más.

“Van a tener que encontrar algo más para hacer, al igual que nosotros”, dijo.

Bolden aceptó durante una conferencia de prensa la responsabilidad por la manera en que los empleados de la NASA se enteraron de que el presidente Barack Obama piensa eliminar el programa de exploración lunar Constellation. El lunes, cuando Obama envió su nuevo presupuesto al Congreso, la Luna ya no figuraba como una prioridad.

“¿Por qué la fuerza laboral de la NASA no estaba mejor preparada para esto?”, dijo Bolden. “Están viendo al responsable. Me hago cargo”.

Copyright 2010 The Associated Press.