X

Tecnología

Según astrónomos el observatorio de Paranal en Chile es el más moderno del planeta

La imagen no está relacionada con la noticia. Foto: Bryan Allen

Varios astrónomos de diferentes paí­ses coincidieron hoy en afirmar que el observatorio Paranal, situado sobre el cerro del mismo nombre, a 2.640 metros de altura y unos 1.500 kilómetros al noreste de Santiago, es el más moderno del planeta.

El astrónomo italiano Massimo Tarenghi, quien estuvo a cargo de la supervisión de su construcción y que además fue su director por varios años, afirmó a Efe que Paranal, que posee cuatro telescopios de 8,2 metros de diámetro y otros cuatro auxiliares de 1,8 metros, “es el más avanzado del mundo”.

“En el circuito de los observatorios del mundo, Paranal es el más moderno, poderoso y el más revolucionario de todos ellos”, destacó el cientí­fico.

“En realidad, no solo es majestuoso por su tamaño y su ubicación, sino que por su tipo de operaciones es una máquina cientí­fica integrada. Se podrí­a decir que esa es la diferencia fundamental con otros observatorios. Cada telescopio esta unido a unos 200 computadores” destacó Tarenghi.

El observatorio, operado por European Southern Observatory (ESO) y donde hace dos años se rodó parte de la última pelí­cula de James Bond, “Quantum of Solace”, comenzó sus operaciones en 1999 y en 2003 se realizaron sus últimas actualizaciones.

“Tiene una resolución especial, muy superior a la de cualquier otro telescopio en el mundo”.

“La astronomí­a es como la medicina, todos los dí­as pueden haber cambios y puedo asegurar que este observatorio es de la más avanzada lí­nea en telescopios”, insistió Tarenghi, quien recordó que el 4 de diciembre de 1996 fue inaugurado de manera simbólica por el entonces presidente Eduardo Frei Ruiz-Tagle y el Rey de Suecia Carlos XVI Gustavo.

El observatorio está emplazado a sólo 12 kilómetros de la costa del Pací­fico, y se compone por el Very Large Telescope (VLT), que posee cuatro telescopios de 8,2 metros de diámetro.

“Estos cuatro telescopios principales pueden combinar su luz para utilizar un quinto instrumento, el Very Large Telescope Interferometer (VLTI)”, precisó el italiano.

Además, posee cuatro telescopios auxiliares de 1,8 metros, que pueden añadirse al VLTI en caso de que los telescopios principales estén siendo utilizados en otros proyectos, subrayó.

La luz proveniente de los ocho telescopios se puede combinar, lo que permite alcanzar una resolución óptica sin precedentes que es capaz de visualizar objetos de unos dos metros de altura en la superficie de la luna.

Tarengui aseguró, también, que sus instalaciones son antisí­smicas y que el último temblor que se registró en el lugar fue en julio de 1995, con una magnitud de 8,1 grados Richter, “y no hubo ninguna grieta”.

En tanto, el doctor alemán Wolfgang Gieren, director de Astronomí­a de la Universidad de Concepción, en el sur de Chile, afirmó que las instalaciones de Paranal “no sólo son las más avanzadas, sino que le han dado la oportunidad de especializarse a muchos cientí­ficos”.

Gieren también coincidió con Tarenghi en que el observatorio es actualmente el más avanzado del circuito mundial y se encuentra en una zona donde los cielos permanecen limpios durante 330 dí­as al año.

“Tiene una resolución especial, muy superior a la de cualquier otro telescopio en el mundo, y aquí­ mismo se han emplazado talleres de mecánica, electrónica, óptica y una planta de aluminización y limpieza para los espejos del VLT”, concluyó.

Paranal está equipado con 120 habitaciones a las que se agregarán un centenar más, piscina, sala de cine, sala de música, gimnasio, cancha multiuso “y hasta un pequeño oasis que lo levantamos nosotros mismos mientras realizábamos los trabajos de construcción del telescopio”, destacó, entre risas, Tarenghi.

Ví­a “EFE”