X

Tecnología

Google enfrenta búsqueda intrincada de acuerdo con China

El logotipo de Google en las oficinas centrales de la empresa en China aparece el 18 de enero del 2010 en Beijing. Algunos directivos de Google decidieron continuar las negociaciones con autoridades chinas para tratar de llegar a un acuerdo sobre los sitios de internet bloqueados ahora en el paí­s, según información divulgada el jueves 11 de febrero del 2010. (Foto AP/Ng Han Guan, archivo)

La empresa lí­der de búsquedas en internet, Google Inc., parece dispuesta a seguir procurando un acuerdo con China para dejar de autocensurarse en los sitios que el gobierno considera subversivos u ofensivos.

Google continúa censurando sus resultados en China un mes después que los directivos de la compañí­a se pronunciaron en público contra las leyes chinas que le exigen el retiro de enlaces a los sitios del conflicto.

Al mencionar la delicadeza de las conversaciones, directivos de Google se abstuvieron de comunicar el estado en que se encuentran las negociaciones después de que la empresa amenazó el 12 de enero con clausurar su motor de búsqueda en China y posiblemente dejar de operar en el paí­s.

Google pide que el gobierno desmonte el sistema de bloqueo que impide a los chinos encontrar información o imágenes de temas delicados en términos polí­ticos.

El principal abogado de Google, David Drummond, dijo inicialmente que la empresa decidirí­a el paso siguiente luego de reunirse durante unas semanas con autoridades. Pero algunos directivos de Google dicen ahora que la compañí­a podrí­a aplicar varios meses más el análisis sintáctico de sus resultados de búsquedas en China mientras recorre el campo minado de las áreas polí­tica y cultura con miras a un acuerdo con el partido gobernante.

La decisión de Google de mantener en funcionamiento su motor de búsqueda por ahora censurado es una señal de que las autoridades chinas no han estado tan inflexibles en las conversaciones privadas como han estado en las declaraciones públicas exigiendo respeto a la ley, estimó el analista de internet Colin Gillis, quien sigue a Google para BGG Financial.

“Es probablemente un indicio positivo”, dijo Gillis. “Google quiere hallar la manera de permanecer allá y el gobierno chino no quiere que Google se vaya porque eso serí­a como tener una mala nota”.

Aún así­, un acuerdo podrí­a resultar difí­cil porque ninguna de las partes desearí­a que se considerara que renuncia a sus principios. Cada una tendrí­a que encontrar la forma de transigir sin parecer que capitula.

El partido gobernante de China reconoce que necesita firmas innovadoras en tecnologí­a como Google para apoyar la robusta expansión económica del paí­s

La situación sin embargo se complica porque el gobierno chino y Google se aferran en principio a prioridades enfrentadas.

El partido gobernante de China reconoce que necesita firmas innovadoras en tecnologí­a como Google para apoyar la robusta expansión económica del paí­s, pero el gobierno teme perder el control si la población puede leer y ver lo que quiera.

La tensión dentro de Google proviene del idealismo de sus fundadores —Sergey Brin y Larry Page— y la visión más práctica y empresarial de su director, Eric Schmidt. Brin y Page, quienes juntos tienen activos que les dan un control de Google, nunca han aceptado bien la idea de censurar los resultados de búsqueda en China. Schmidt, aunque tampoco manifiesta agrado por las restricciones, se ha visto siempre más dispuesto a hacer lo necesario para mantenerse en un mercado, como el chino, que es potencialmente lucrativo.

Copyright 2010 The Associated Press.