X

Tecnología

Las aplicaciones para telefoní­a móvil se extienden cada vez más

Foto: Moodboard

Los teléfonos móviles están contribuyendo cada vez más a que los ordenadores permanezcan apagados. Información de trenes y vuelos, Facebook, descargas de música todas estas tareas muy pronto podrán ser liquidadas mediante teléfonos móviles. El elemento clave son aquí­ los “apps” abreviatura de “aplicaciones” que se refiere especí­ficamente a aplicaciones para smartphones.

Apple fue el primero en salir con su tienda online App Store para el iPhone y el iPod touch, ahora populares en todo el mundo. Otros proveedores están ofreciendo también software para teléfonos móviles, incluyendo a Nokia, a RIM (fabricante de BlackBerry) y al consorcio Android. Circulan ya decenas de miles de apps, desde pí­caros cojines virtuales hasta altamente refinados juegos de ví­deo.

Entre los más populares están PocketGuitar, que convierte el teléfono móvil en nuna especie de guitarra virtual

Al frente de esta tendencia sigue Apple, que recientemente anunció que desde su tienda App Store habí­a sido descargado el app número 30.000 millones. Los usuarios responsables de esta cifra gigantesca tienen ahora más 100.000 pequeños programas a elegir. Entre los más populares están PocketGuitar, que convierte el teléfono móvil en nuna especie de guitarra virtual, y Shazam, que entrega el tí­tulo de una canción escuchada a través del teléfono.

Pese al cuestionable valor de muchas de estas aplicaciones, el App Store tiene también muchos productos útiles, afirma Markus Weidner, experto en telefoní­a móvil del portal alemán de telecomunicaciones teltarif.de. “No he hallado aún un programa multi-mensajes para mi Palm Pre”, dice, no obstante. El iPhone es quizás el único teléfono que puede ser convertido en herramienta múltiple mediante apps.

Hay también apps para el sistema operativo Android: 18.000 en el mercado Android Market, según el último recuento. El RepliGo Reader, por ejemplo, puede reproducir archivos PDF, mientras Photovault puede encriptar archivos de imagen. RIM proporciona, por su parte, una plataforma para aplicaciones móviles. “Hay actualmente más de 4.500 apps en la tienda online BlackBerry App World”, afirma su portavoz, Rainer Puster.

“Hay actualmente más de 4.500 apps en la tienda online BlackBerry App World”

Independientemente de la platforma, todas las soluciones pueden ser descargadas directamente en el teléfono móvil, aunque hay diferencias en cuanto al registro y pago de los apps. La tienda BlackBerry App World sólo acepta PayPal, mientras se precisa de una cuenta iTunes para usar el App Store de Apple.

Vodafone introdujo recientemente para sus clientes la plataforma online 360, destinada a proporcionar contactos y contenidos para las aplicaciones móviles. Las compras de apps se cargan luego en la cuenta telefónica del usuario. Algo similar es la tienda Ovi Store de Nokia, que ofrece también mapas para teléfonos provistos de GPS.

Pero no siempre es bueno elegir el teléfono móvil en base a la cantidad de apps que ofrezca la tienda respectiva, dice Markus Weidner. “Si quiere usted un teléfono sólo para tareas cotidianas, como SMS, Internet o email, entonces los apps le serán perfectamente prescindibles”, dice.

Ahora, las ventas cada vez mayores de smartphones y su gran número de aplicaciones se están convirtiendo en objetivo potencial de tentación para los hackers. El primer virus apareció a fines de 2009 en el iPhone. Pero hay que aclarar que esto afectó sólo a aparatos modificados por el usuario para trabajar con software no autorizado por Apple. El virus, llamado Ikee, fue más un fastidio que un peligro: reemplazaba la imagen de fondo del usuario por una foto del cantante Rick Astley.

La Agencia federal alemana de Tecnologí­a Informática (BSI) no ha registrado incidentes de difusión de malware a través de aplicaciones. Pero ha habido ataques contra vulnerabilidades en los apps. Los smartphones parecen ser cada vez más vulnerables, precisamente porque su funcionalidad se asemeja cada vez más a la de los ordenadores.

“No podemos descartar la posibilidad de que en el futuro próximo pueda propagarse malware a través de estas aplicaciones”, dice la BSI. Por ello, aconseja, hay que descargar apps sólo de fuentes seguras.


Por Sven Appel
DPA