X

Tecnología

Usuarios podrán disfrutar de música gratuita «al prestar atención a un anuncio publicitario»

Foto: Sitio Web music.myspace.com, mp3.com, apple.com y guvera.com

Dos nuevas empresas están dando a los consumidores una forma de descargar canciones gratuitas a cambio de ver unos cuantos anuncios publicitarios.

La idea se ha probado antes pero esta vez parece funcionar, porque las empresas incipientes que la defienden han encontrado anunciantes dispuestos a pagar unos 2 dólares por hacer que su mensaje llegue a los cibernautas.

Ello significa que las empresas discográficas pueden recibir tanta compensación de los servicios gratuitos como la que obtienen de las descargas de melodí­as del sitio iTunes, cada una de las cuales cuesta 1,29 dólar al consumidor.

«Uno paga la canción al prestar atención al anuncio», dijo Richard Nailling, director general de FreeAllMusic.com, que lanzó una prueba de su servicio, sólo para usuarios invitados, en diciembre. «Es un intercambio justo de atención por música».

Tanto Free All Music como otro sitio nuevo y gratuito, Guvera.com, tienen acuerdos de licencia con sellos independientes, y dos de las mayores compañí­as, Universal Music Group y EMI Group PLC. Los admiradores de U2, Black Eyed Peas y Norah Jones deberí­an estar felices. Pero quienes prefieren a Ke$ha o Sade, que son artistas de Sony Music, no tendrán suerte por ahora.

Los nuevos servicios llegan después de años de caí­das en las ventas de discos. La mayorí­a de la gente consume música en lí­nea pero paga mucho menos por esas canciones.

En respuesta, las discográficas han otorgado licencias sobre las canciones a varios negocios en la internet, que las ofrecen por un costo bajo o nulo, con la esperanza de que estas alternativas legí­timas puedan evitar que la gente recurra a las descargas ilegales.

Pero algunos sitios que permití­an escuchar gratis las canciones en las computadoras no pudieron generar suficientes ingresos a partir de la publicidad para pagar sus deudas o cubrir las regalí­as que se requerí­an cada vez que alguien descargaba una melodí­a. Uno de esos sitios, imeem, estaba al borde del colapso, antes del año pasado, cuando fue adquirido por MySpace Music.

Los nuevos servicios han tratado de presentar paquetes únicos de publicidad, de modo que las empresas estén dispuestas a pagar más. Y están inyectando el dinero hacia la oferta de descargas de canciones que pueden ser trasvasadas a dispositivos portátiles.

Copyright 2010 The Associated Press.