X

Tecnología

Silicon Valley mostró aplicaciones compatibles con todos los modelos de celulares

En esta foto del 17 de febrero del 2010, se exhiben varios teléfonos durante el Congreso Mundial de Telefoní­a Móvil en Barcelona. Las empresas del Silicon Valley parecen las ganadoras en una guerra contra los operadores sobre quién controlará el mundo de los teléfonos conectados a internet (AP Foto/Manu Fernandez, Archivo)

El llamado Silicon Valley luce como el ganador en la guerra contra los operadores inalámbricos por determinar quién controlará el nuevo mundo de los celulares conectados a la internet.

La tensión entre la industria de computadoras personales e internet,
representada principalmente por empresas con sede en Estados Unidos, y los principales operadores celulares del mundo, fue palpable esta semana, durante la muestra comercial más grande de telefoní­a inalámbrica en el mundo.

En el Congreso Mundial de Telefoní­a Móvil, Google Inc. fue una de las compañí­as que acaparó los titulares, y Apple Inc. fue una especie de fantasma que flotaba en el ambiente.

Aunque muchos operadores inalámbricos cooperan o trabajan con Google y Apple, varios dan señales de que no quieren ceder el poder y quedar reducidos a simples compañí­as de servicios públicos.

Para los consumidores, el poder reducido de los operadores inalámbricos podrí­a derivar en más opciones de las que elegir. Tradicionalmente, los operadores de redes han tratado de limitar el contenido que la gente puede consultar en sus dispositivos, antes de la llegada de las “app stores” o tiendas de programas en la internet. Esos establecimientos virtuales y los servicios basados en la Web ampliaron de manera espectacular las ví­as para que el usuario tuviera un teléfono personalizado, con los programas que más le atraí­an.

Los operadores de redes han tratado de limitar el contenido que la gente puede consultar en sus dispositivos

Por otro lado, las empresas de internet como Google podrí­an acaparar ciertos servicios. De hecho, esa empresa ejerce ya un dominio casi absoluto sobre las búsquedas en internet.

Los teléfonos se vuelven más avanzados, y el acceso a la internet sin cables se está propagando en todo el planeta. Estas tendencias ayudan directamente en la fortaleza que tiene en la internet el Silicon Valley, la zona del norte de California donde se asientan muchas de las principales empresas de alta tecnologí­a.

En tanto, el servicio de voz, la piedra angular de los operadores celulares, se vuelve menos lucrativo y menos relevante.

Los operadores están perdiendo el control también sobre otras funciones de los teléfonos. Los tonos o timbres son un ejemplo: Los operadores de red inalámbrica solí­an obtener cientos de millones de dólares al año mediante la venta de distintas melodí­as y sonidos tan sólo en Estados Unidos.

Pero las ventas están declinando, dado que los teléfonos inteligentes permiten a sus dueños utilizar sus propios archivos de audio como tonos, eludiendo la intervención de los operadores.

La publicidad vinculada con las búsquedas en internet representa un negocio pequeño pero creciente, en el que Google es amo y señor, junto con Yahoo Inc. y Microsoft Corp. Ello preocupa al director general del británico Vodafone Group PLC, que es copropietario de Verizon Wireless en Estados Unidos y se yergue como uno de los mayores operadores inalámbricos del mundo.

En su discurso durante la Muestra, Vittorio Colao dijo que los reguladores, como la Comisión Federal de Comunicaciones en Estados Unidos, deberí­an analizar el poder que ejerce Google sobre este mercado y determinar si hace falta más competencia.

Las ventas de programas descargables, conocidos como aplicaciones, para los teléfonos inteligentes, crecen también, y obligan a que los operadores den pelea para seguir siendo relevantes

Las ventas de programas descargables, conocidos como aplicaciones, para los teléfonos inteligentes, crecen también, y obligan a que los operadores den pelea para seguir siendo relevantes. Cuando Apple utilizó los talentos que habí­a esgrimido dentro de la industria de las computadoras para crear su icónico iPhone, abrió también una tienda de aplicaciones de la que obtiene una parte del 30% de las ventas, mientras que el operador no recibe un centavo.

Google ha seguido la misma ví­a con su tienda de aplicaciones para teléfonos que funcionan con el sistema operativo Android, creado también por la gigante de las búsquedas.

Una treintena de los mayores operadores del mundo contraatacó en la Muestra, al anunciar la creación de una “Comunidad Mayorista de Aplicaciones”. La idea es que los desarrolladores de software creen sus aplicaciones una sola vez, siguiendo un estándar fijado por la comunidad, que luego puede distribuirlas en tiendas a cargo de los operadores en todo el mundo.

Los operadores estadounidenses Verizon Wireless, AT&T Inc., Sprint Nextel Corp. y T-Mobile USA, lo mismo que el mexicano América Móvil, son parte del grupo, que tiene 3.000 millones de consumidores en el planeta. Los fabricantes de teléfonos LG Electronics Inc., Samsung Electronics Co. y Sony Ericsson, ninguno de los cuales tiene tiendas significativas de aplicaciones, dijeron también que apoyarí­an el grupo. Está por verse si éste tendrá un impacto notorio.

Copyright 2010 The Associated Press.