X

Tecnología

Internet es el refugio de muchos chilenos presos del pánico

Foto obtenida de Twitter el 27 de febrero de 2010 y tomada por el astronauta japonés Soichi Noguchi, de la Estación Espacial Internacional (ISS) donde se muestra a la ciudad chilena de Concepción, horas después del terremoto de 8,8 de magnitud . Foto AFP / Twitter / HO / Soichi Noguchi.

En medio del pánico y con las comunicaciones interrumpidas, muchos chilenos recurrieron este sábado a la web, en especial a las redes Twitter o facebook, para enviar mensajes a sus familiares o dar información de primera mano sobre el potente sismo.

“A las 3:34 AM desperté. Estaba temblando. Me tomó un segundo darme cuenta de que era fuerte, muy fuerte, y me levanté de un salto de la cama para hacer lo que a todo niño en Chile le enseñan en caso de sismo: alejarse de las ventanas y pararse bajo el marco de la puerta”, escribe Cony Stur quien inmediatamente se conectó a Twitter a través de su teléfono móvil.

Sin luz, con las lí­neas telefónicas cortadas, sin internet, ni televisión y ni una radio a pilas, mi única fuente de información respecto a qué es lo que estaba sucediendo fue Twitter para las siguientes 5 horas, ya que -milagrosamente- la red 3G estaba funcionando sin problemas”, narra.

Muchos chilenos acudieron al sitio de internet Twitter para enviar fotos y noticias o pedidos de ayuda tras el potente sismo de 8,8 grados que azotó este sábado el centro-sur de Chile.

Al igual que en Haití­, devastadas el 12 de enero por un potente sismo, Twitter, el servicio de micro-blogs se convirtió una vez en una herramienta clave durante un desastre.

Bajo el hashtag #terremotoChile o #chile, usuarios daban recomendaciones, proponí­an cadenas de oraciones o narraban la magnitud del desastre. Así­, Tele13online contó que el casco histórico de Curicó, en la región del Maule, una de las más afectadas por el sismo, se encontraba “prácticamente en el suelo” y su “iglesia partida en dos”.

La red social Facebook fue otro de los recursos utilizados. “Si alguien puede llamar a mi casa y me da señales de que están bien se los agradecerí­a”, pide Carlos Jaque en su Facebook, mientras un amigo le responde minutos más tarde “Carlos: me comuniqué con tu papá, pero se cortó la llamada, supongo que están bien”.

Nazly describió lo sucedido en Concepción, la ciudad más afectada por el sismo, ubicada a 500 km al sur. “Es impresionante lo que he visto en las calles. Mi departamento resistió. Estamos bien gracias a Dios. Espero estén todos bien”, escribió en su página personal.

El periodista Pedro Peirano reinví­o el siguientes mensaje: “BUSCO a Jimena González mi madre embarazada vive en los edificios PDI (Policí­a de Investigaciones) en Hualpen, Concepción”.

En pocas horas, múltiples recursos webs fueron utilizados y varios blogs afirman que tras el sismo, Internet se convirtió en una de las principales fuentes informativas para informar sobre los daños.

Google creó, como lo hizo en Haití­, un ‘localizador de personas’ para ayudar a encontrar a familiares o amigos desaparecidos tras el temblor.

Y varios nuevos blogs inundaron la red. Como E-periodistas, desde donde, se aportan más recursos para la cobertura informativa. (http://e-periodistas.blogspot.com)

© 1994-2010 Agence France-Presse