X

Tecnología

Nueva versión de Microsoft ofrece alternativas objetivas a Explorer, según la Comisión Europea

Foto: browserchoice.eu

La Comisión Europea afirmó hoy que la nueva versión del sistema operativo Windows presentada por Microsoft resuelve los problemas de competencia que preocupaban a Bruselas ya que permite al usuario elegir entre Explorer y otros navegadores alternativos de manera “efectiva e imparcial”.

El nuevo sistema, en funcionamiento desde ayer, da al usuario la posibilidad de elegir a través de una pantalla inicial entre los cinco navegadores más utilizados

El nuevo sistema, en funcionamiento desde ayer, da al usuario la posibilidad de elegir a través de una pantalla inicial entre los cinco navegadores más utilizados Explorer, Apple Safari, Google Chrome, Mozilla Firefox y Opera y también permite el acceso a otros alternativos como Avant Browser, Flock, Green Browser, K-Meleon, Maxthon, Sleipnir y Slim Browser.

Dar a los consumidores la posibilidad de cambiar o probar un navegador distinto del incluido en Windows fomentará la competencia y la innovación en el sector en beneficio de los usuarios europeos de internet”, señaló en un comunicado el comisario europeo de la Competencia, Joaquí­n Almunia.

Según el comisario, impulsar la competencia entre navegadores deberí­a potenciar estándares web más abiertos que son indispensables para el desarrollo de un internet abierto.

Bruselas calcula que desde hoy y hasta mediados de mayo el nuevo sistema será volcado hasta en 100 millones de ordenadores personales de Europa.

La página principal de elección puede ser consultada también en el sitio http://www.browserchoice.eu.

Microsoft se comprometió con la CE el pasado diciembre a ofrecer a los usuarios europeos de Windows la opción entre distintos navegadores y a permitir a los fabricantes de ordenadores y a los usuarios desconectar Internet Explorer después de que la UE expresase su preocupación por posible abuso de posición dominante.

En concreto, Bruselas temí­a que la compañí­a pudiera haber vinculado su navegador Internet Explorer al sistema operativo Windows para ordenadores personales e infringido así­ las normas comunitarias sobre abuso de posición dominante en el mercado.

Si Microsoft rompe su compromiso actual, la CE podrí­a imponer una sanción equivalente hasta un 10 por ciento de la facturación anual de la compañí­a sin tener que demostrar una violación de las normas de competencia comunitarias.

El gigante de la informática informará de forma regular a la CE acerca de la puesta en marcha del nuevo sistema y hará las adaptaciones necesarias.

Además, el acuerdo entre la CE y Microsoft permite a Bruselas revisar los términos del compromiso en el plazo de dos años bajo ciertas condiciones.
Ví­a”EFE”