X

Tecnología

El teléfono: “un asistente de la vida”

Si en un principio un teléfono serví­a para hacer llamados, esta función se ha convertido en algo completamente secundario ante las miles de aplicaciones imaginadas para los celulares inteligentes, exhibidos en todas sus formas posibles en el salón de las nuevas tecnologí­as Cebit de Alemania.

En el salón de Hannover (norte), los fabricantes de telefoní­a móvil juegan una carrera de superlativos: el ultra-liviano, el ultra-rápido, el más moderno, el que más energí­a ahorra.

“Un teléfono móvil es hoy en dí­a un asistente de la vida con el cual también se pueden hacer llamados“, graficó el portavoz del salón Cebit, Hartwig von Sass, al referirse a esta nueva era.

Inteligente, el celular salva vidas, como lo muestra el caso de una escuela de medicina alemana que desarrolló un sistema inédito según el cual si el corazón de una paciente con problemas cardí­acos falla, el chip electrónico de su marcapasos alerta al teléfono móvil para contactar a los servicios de emergencia.

Una variante de uso más cotidiano es un programa que detecta una pérdida de agua en el parquet y avisa al teléfono inteligente, que a su vez alerta al propietario y el plomero.

Con el programa “Sleep Cycle” de Lexware Labs, el teléfono inteligente vigila el sueño de su propietario, captando la agitación nocturna y activando la alarma matinal en el mejor momento para su ritmo biológico en una franja horaria preestablecida.

Muchos fabricantes apuestan especialmente a la clientela de “trabajadores móviles”, que deberí­a ser de 1.200 millones de personas hacia 2013, es decir un tercio de los empleos del mundo entero, según los analistas.

La compañí­a Aiptek, por ejemplo, creó un proyector del tamaño de un estuche de gafas (Pocket Cinema T30) que, combinado con un teléfono inteligente, permite hacer presentaciones murales sin necesidad de un ordenador.

De acuerdo con los expertos, el móvil permitirá un dí­a también leer pasaportes electrónicos, abrir una cuenta bancaria o pagar con “tarjeta de crédito inmaterial” instalada en el aparato.

Y a partir de 2013, habrá más gente conectada a internet a través de su teléfono móvil que a través de un ordenador, según el instituto de estudios Gartner.

Un teléfono móvil también puede hacer ganar dinero, asegura el ingeniero Marco Jahn, que ha desarrollado con un socio un prototipo de programa que permite controlar y administrar a distancia el consumo de energí­a de la vivienda de su propietario.

Ví­a”AFP”