X

Tecnología

IBM fabricará un plástico biodegradable para el ahorro de energí­a

Foto: AFP PHOTO DANIEL MIHAILESCU

Investigadores de IBM anunciaron el martes que descubrieron una manera de fabricar plástico a partir de plantas, para reemplazar productos a base de petróleo que perjudican el medio ambiente.

El hallazgo promete la obtención de un plástico biodegradable fabricado de manera tal que permite ahorrar energí­a, según Chandrasekhar “Spike” Narayan, encargado de ciencia y tecnologí­a en el Centro de Investigación de IBM en Almaden en California del Norte.

Investigadores de las universidades de Almaden y Stanford señalaron que sus resultados anunciaban el inicio de una era de sustentabilidad para la industria del plí stico, con productos casi eternos que no hacen sino acumularse en basurales y vertederos de en todo el mundo.

“Este descubrimiento y enfoque nuevo mediante el uso de catalizadores orgánicos podrí­a permitirnos obtener moléculas bien definidas y biodegradables a partir de fuentes renovables de una manera responsable” para con el medio ambiente, señaló IBM en un comunicado.

El descubrimiento de la “quí­mica verde” mediante “catalizadores orgánicos” permite obtener un plástico reiteradamente reciclable, en lugar de una sola vez, como así­ lo permite el fabricado mediante el uso de catalizadores de óxido de metal.

Esos “plásticos verdes” podrí­an también servir para mejorar tratamientos médicos como aquéllos contra el cáncer destinados a eliminar las células malignas sin afectar las sanas.

“Estamos explorando nuevas formas para aplicar la tecnologí­a y nuestra pericia en ciencias materiales para crear un sólido futuro sustentable para el medio ambiente”, señaló el director del laboratorio de investigación, Almaden Cheng.

IBM trabaja con cientí­ficos en la “Ciudad saudí­ para la ciencia y la tecnologí­a” de King Abdul Aziz para poner en práctica el hallazgo.

“Estamos empezando a investigar la variedad de cosas que podemos hacer con eso”, señaló Narayan.

Los resultados del trabajo fueron publicados esta semana en la revista American Chemical Society’s Macromolecules.

© 1994-2010 Agence France-Presse