X

Tecnología

Piloto italo-suizo despegó hoy en avión que intentará batir récord alrededor del mundo

El piloto italo-suizo Ricardo Mortara y dos tripulantes despegaron hoy del aeropuerto de Ginebra en dirección Este con el objetivo de intentar batir el récord mundial de rapidez en dar la vuelta al mundo para la categorí­a de aviones de entre 9 y 12 toneladas de peso en el despegue.

El despegue tuvo lugar a las 7.12 hora local (06.12) sin ningún contratiempo, según informó a Efe Fanny Eternod, del equipo de prensa del aventurero.

El anterior récord habí­a sido establecido por el piloto estadounidense Steve Fossett el 11 de febrero de 2006

El anterior récord habí­a sido establecido por el piloto estadounidense Steve Fossett el 11 de febrero de 2006, y para superarlo Montara y su tripulación deberán regresar a Ginebra en menos de 67 horas, 1 minuto y 10 segundos.

Montara, de 62 años, viaja acompañado de su hijo Gabriel, de 28 años, y del francés Flavien Guderzo, de 26.

Pero a diferencia de Fossett, que voló con un avión construido especialmente para la ocasión y costó millones de dólares, el Virgin GlobalFlyer, Mortara lo hace en un Rockwell Sabreliner 65, que se encuentra en la misma categorí­a de peso que el GlobalFlyer pero se fabrica en serie y data de 1980.

Este avión se utiliza habitualmente para el transporte de pasajeros en condiciones confortables y es incapaz de dar la vuelta al mundo sin escalas, algo que sí­ hizo Fossett.

Por ello, Mortara efectuará diez escalas para repostar planificadas con precisión.

Por ello, Mortara efectuará diez escalas para repostar planificadas con precisión.

La primera de ellas, que debí­a ser en Abu Dabi (Emiratos írabes Unidos), se ha cambiado por Bahrein cuando estaba a punto de aterrizar hoy, debido a problemas para repostar con rapidez en el primer aeropuerto, dijo Eternod.

El resto de las escalas están previstas en Colombo (Sri Lanka), Macao (China), Osaka (Japón), Petropávlovsk-Kamchatski (Rusia), Anchorage (Alaska, EEUU), Las Vegas (EEUU), Montreal (Canadá), Keflavik (Islandia) y Casablanca (Marruecos).

Durante estas paradas, el cronómetro seguirá en marcha, por lo que la tripulación ha calculado que no podrán durar más de 40 minutos cada una.

El Sabreliner atravesará el espacio aéreo de 33 paí­ses y recorrerá una distancia de 36.700 kilómetros.

Antes de partir para su aventura, Riccardo Montara declaró que el vuelo de Steve Fossett “fue una proeza fantástica… pero yo creo que puedo ganarle e ir más rápido. Será un gran éxito si el primer avión de negocios puede batir el récord en esta categorí­a”.

“He elegido mi Sabreliner porque es rápido, fuerte y fiable. Sus alas están construidas de una sola pieza de acero, así­ que cuando te encuentras con una turbulencia no sientes nada. Me siento seguro en este avión“, agregó.

No obstante, la tripulación no descarta que se den factores que les impidan lograr su sueño, desde malas condiciones climáticas, exceso de tráfico aéreo o problemas en algunos aeropuertos para repostar con rapidez.

Ví­a”EFE”

vh/pq