Uno de cada tres usuarios han sufrido acoso a través de las redes sociales

Foto: TWITTER

(Caracas, 30 de noviembre. Europa Press).- Uno de cada tres usuarios de redes sociales (el 34,7 por ciento) reconoce haber sufrido algún tipo de acoso a través de estas plataformas, y el 21,4 por ciento afirma conocer a algún adulto que ha vivido extorsión o algún tipo de asedio en entornos digitales.

Lea también: Los fundadores de Instagram abandonan la compañía

Estas son las principales conclusiones que se extraen de una encuesta realizada por la empresa especializada en ciberseguridad S2 Grupo, por motivo del Día Internacional de la Seguridad Informática, que se celebra este 30 de noviembre, como ha compartido la compañía en un comunicado.

El estudio, realizado a través del blog hijosdigitales.es, analiza problemas de seguridad típicos relacionados con el uso de las nuevas tecnologías. Entre estos problemas se encuentra el acoso a través de las redes sociales, que el 34,7 por ciento de las personas reconoce haber sufrido en alguna ocasión.

Junto a esto, el 21,4 por ciento de los internautas afirma conocer a algún adulto que ha vivido extorsión u otro tipo de asedio en entornos digitales, no solamente en las redes sociales.

Por lo que se refiere a las acciones que realizan las familias para ciberprotegerse, del estudio se extrae que más de la mitad desconoce qué medidas puede utilizar. En línea con esto, solo el 27,8 por ciento de familias cambia las contraseñas que vienen por defecto en los dispositivos, como es el caso de ‘routers’, smart TV, relojes inteligentes y tablets.

Asimismo, el 24,2 por ciento de las familias continúan considerando que es imposible que sean objetivo de los ciberdelincuentes, piensan que no son ‘importantes’ y que es muy difícil que un desconocido ‘se fije’ en ellas.

“Esto es un gran problema. Como no ven ciberriesgo, no ven necesario tomar ciberprecauciones y esto es como si dejas las llaves del coche puestas pensando en que nadie se lo llevará”, ha afirmado el socio-director de S2 Grupo, Miguel A. Juan.

S2 Grupo ha advertido sobre estas vulnerabilidades y ha considerado que esta despreocupación puede extenderse al ámbito profesional. “Un ejemplo sencillo puede ser abrir emails de remitente desconocido o utilizar USB de los que se desconozca su propietario”, según Juan.