X

Tecnología

Nuevos ciberataques contra webs chinas de derechos humanos

La organización no gubernamental Chinese Human Rights Defenders (CHRD) denunció este martes reiterados ciberataques que han bloqueado su página web en chino, y que han afectado a otras organizaciones defensoras de los derechos humanos.

Entre estos grupos están el de defensa de la libertad de expresión Independent Chinese PEN, la web de información exterior New Century News, la ONG Livelihood Watch y Canyu.

Los ciberataques estaban dirigidos contra los servidores que alojan la web de la ONG, en concreto contra Go Daddy, situado fuera de China, en EEUU.

La denuncia se produce después de que las multinacionales tecnológicas estadounidenses Google y Go Daddy modificaran sus servicios en China por las restricciones que exige el régimen comunista en cuanto a contenidos y registro de dominios.

Según el comunicado de CHRD, su sitio web en mandarí­n, http://www.crd-net.org, ha sido objeto de continuos ciberataques desde el 25 de marzo que han bloqueado la web durante cuatro dí­as, “los peores que hemos sufrido desde que abrimos la web”.

Los ciberataques estaban dirigidos contra los servidores que alojan la web de la ONG, en concreto contra Go Daddy, situado fuera de China, en EEUU.

El grupo, gestionado por activistas de derechos humanos en China, no ha podido identificar la fuente de los ataques, que todaví­a continúan, y que según experiencias anteriores lo más probable es que sean de origen chino, asegura el grupo.

“Estos últimos ataques ponen de relieve las continuas amenazas que reciben las organizaciones de base que difunden información en internet”, agrega CHRD.

Los ataques contra los servidores que alojan correos y webs de disidentes, periodistas y empresarios son cada vez más frecuentes en China, tal y como denunció en su caso la vicepresidenta ejecutiva de Go Daddy, Christine N. Jones, ante la Comisión Ejecutiva del Congreso de EEUU la semana pasada.

Jones informó de que su empresa habí­a registrado un incremento de ciberataques en sus sistemas y que en “los tres primeros meses de 2010 la firma habí­a rechazado docenas de ataques extremadamente graves que parecen haberse originado en China”.

Estos ataques tení­an por objetivo “webs de derechos humanos, del aniversario (de la matanza de estudiantes) de Tiananmen, de monjes tibetanos, todo lo que el Gobierno chino considera inapropiado”.

La firma estadounidense anunció la semana pasada que dejará de registrar dominios chinos (.cn) después de las nuevas regulaciones impuestas por Pekí­n en diciembre, que exigí­an la identificación de individuos.

Ví­a “EFE”