X

Tecnología

El iPad: Sus caracterí­sticas más destacadas

Foto: DPA

Largas colas se formaron estos dí­as frente a muchas tiendas en Estados Unidos. Hubo incluso gente que empezó a hacer fila desde la noche anterior, para ser los primeros cuando las tiendas abrieran. ¿Y qué querí­an comprar, acaso entradas para algún concierto? No, que va, todas estas personas estaban allí­ para adquirir una especie de minicomputadora llamada iPad.

La “i” viene de “Internet”. Y “pad” significa “bloc” en inglés. Se trata de un aparato con el que se puede escribir y entrar en Internet, como con una computadora portátil. Pero lo especial del iPad es su forma y tamaño: parece una bandeja y apenas es tan grande como la hoja de un cuaderno.

Su pantalla a color es táctil, es decir, tocándola se indica al aparato lo que se quiere hacer. Del mismo modo funciona el teclado que aparece en la pantalla.

Con el iPad se pueden leer el periódico, un libro o los correos electrónicos. También permite mirar fotos o ver una pelí­cula.

El iPad lo inventó una empresa de computación de Estados Unidos llamada Apple (manzana, en inglés). Es la misma compañí­a que fabrica los reproductores portátiles iPod, los teléfonos celulares iPhone o las computadoras Macintosh.

Con el iPad se pueden leer el periódico, un libro o los correos electrónicos. También permite mirar fotos o ver una pelí­cula.

Muchos aficionados a la electrónica quisieron comprar el nuevo aparato apenas salió a la venta. Y eso que cuesta unos 500 dólares.

Para algunos, el iPad es el mayor invento desde el abrelatas. Otros, sin embargo, creen que en realidad no es gran cosa. Critican, por ejemplo, que esta minicomputadora no permite trabajar con varios programas a la vez.

No se puede, por ejemplo, revisar el correo electrónico mientras se ve una pelí­cula o enviar un texto por Internet mientras se juega. Además, la baterí­a sólo dura diez horas con el aparato funcionando. Eso es muy poco tiempo, dicen algunos. Aún así­, en apenas una semana la empresa vendió cientos de miles de estas minicomputadoras en Estados Unidos.

Ví­a”DPA”