X

Tecnología

El satélite Fermi de la NASA podrá ir de la tierra a la luna en 6 minutos

Foto: Twitter

(Caracas, 19 de marzo. Noticias24).- El satélite Fermi de la NASA ha registrado un púlsar moviéndose por el espacio a casi 4 millones de kilómetros por hora, tan rápido que podría ir de la Tierra a la Luna en solo 6 minutos.

Los púlsares son estrellas de neutrones superdensas que giran rápidamente, resultado de cuando una estrella masiva explota. Este, apodado PSR J0002 + 6216 (J0002 para abreviar), luce una cola de emisión de radio que apunta directamente hacia los desechos en expansión de una reciente explosión de supernova. Gracias a su estrecha cola y el ángulo de visión fortuito, los astrónomos pudieron rastrear este púlsar hasta su lugar de nacimiento.

El estudio adicional de J0002 nos ayudará a comprender mejor cómo estas explosiones son capaces de «lanzar» estrellas de neutrones a una velocidad tan alta. El púlsar se encuentra a unos 6.500 años luz de distancia, en la constelación de Casiopea. Fue descubierto en 2017 por un proyecto de ciencia ciudadana llamado Einstein@Home, que utiliza el tiempo de inactividad en las computadoras de voluntarios para procesar datos de rayos gamma del telescopio espacial Fermi y ha identificado hasta la fecha 23 púlsares de rayos gamma.

J0002 gira 8,7 veces por segundo, produciendo un pulso de rayos gamma con cada rotación, y tiene aproximadamente 1,5 veces la masa del Sol. El púlsar se encuentra a unos 53 años luz del centro de un remanente de supernova llamado CTB 1.

Su movimiento rápido a través del gas interestelar produce ondas de choque que producen la cola de energía magnética y partículas aceleradas detectadas en longitudes de onda de radio utilizando el VLA. La cola se extiende 13 años luz y apunta claramente al centro de CTB 1. Con los datos de Fermi y una técnica llamada temporización de púlsar, el equipo pudo medir la rapidez y la dirección en la que se movía el púlsar en nuestra línea de visión gracias a los datos de 10 años de Fermi que cubren todo el cielo.

J0002 está acelerando a través del espacio cinco veces más rápido que un púlsar promedio y más rápido que el 99 por ciento de aquellos con velocidades medidas. Eventualmente escapará de nuestra galaxia.