X

Tecnología

Científicos de Chile identifican la huella humana más antigua de América

Foto: Universidad Austral de Chile

(Caracas, 28 de abril. Noticias24).-Científico de la Universidad Austral de Chile identificaron lo que se podría considerar como la huella humana más antigua de América, con una edad calculada en 15.600 años representa la evidencia de la presencia del hombre muy temprana en América del Sur y del continente en general.

La información se conoció a través de una investigación reciente publicada en a revista científica PLOS ONE, destacó que la estructura sedimentaria corresponde a una icnita—huella fosilizada— que fue descubierta en 2010 en el sitio arqueológico de Pilaluco, en la provincia chilena de Osorno.

Lea también: Facebook trabaja en la creación de una página de noticias en su plataforma

A partir de allí fue sometida a detallados estudios para descartar que perteneciera a un animal prehistórico, y finalmente descrita como corresponde a un icnogénero de la especie Hominipes modernus, relacionada con el género Homo sapiens, que incluye al ser humano moderno.

«Estamos frente a una evidencia de presencia humana de hace 15.600 años, lo que nos indica que en Pilauco estuvieron los humanos más antiguos de toda América», dijo en una entrevista radial Karen Moreno, académica de la UACh y autora principal del estudio.

Entre los detalles se conoció que la huella tiene unos 23 centímetros de largo-equivalente a un pie de actual talla 43- y estiman que haya podido pertenecer a un hombre adulto que caminaba descalzo, de acuerdo a la conclusión a la que se llegó después de evaluar las condiciones ambientales bajo las cuales se generó.

«Concluimos que un humano produjo la huella al caminar sobre un sustrato blando, como barro o turba, saturado de agua», subrayó Moreno.

Hay que destacar que entre las capas del suelo investigado-a una profundidad de tres metros-se encontraron artefactos de piedra, lo que aporta una evidencia adicional y refuerza la idea de una colonización temprana en Suramérica.

Moreno confesó que pese a la contundente información recolectada, el hallazgo fue rechazado en tres oportunidades por revisores expertos para su publicación en una revista científica extranjera. Según explicó, las negativas provinieron de investigadores —principalmente de EE.UU.— que se rehusaron a reconocer la antigüedad de la huella y un poblamiento del continente anterior a 12.000 años.

«Si la huella tuviera 1.000 años, habríamos publicado [el artículo científico] en 10 minutos (…) No es lo mismo encontrar un artefacto de piedra, porque eso requiere una interpretación difícil (…) pero una huella humana es la presencia directa de un humano. Es un descubrimiento de mucha envergadura», argumentó el geólogo y arqueólogo Mario Pino, coautor del artículo.