X

Tecnología

Salón Internacional de inventos atraerá más de 70.000 visitantes a Ginebra

El Salón Internacional de Inventos de Ginebra, el mayor del mundo de este tipo según sus organizadores, abre sus puertas mañana con la expectativa de atraer, hasta el domingo, a 70.000 visitantes deseosos de conocer hasta qué punto la originalidad puede aplicarse a la práctica.

Creaciones inéditas como los primeros ví­deo juegos en tres dimensiones, ventanas irrompibles para evitar robos o agujeros por fuertes precipitaciones, o una lámpara de plasma que ilumine grandes superficies
son algunos de entre el millar de inventos que causarán asombro en esta trigésimo octava edición del salón.

Una creación puede considerarse buena si añade alguna novedosa función técnica a algún aparato y si puede comercializarse rápidamente.

A juicio del presidente de esta feria, Jean-Luc Vincent, una creación puede considerarse buena si añade alguna novedosa función técnica a algún aparato y si puede comercializarse rápidamente.

«Pero las mejores ideas son aquellas procedentes de gente cuyo invento viene de un campo distinto al de su actividad habitual», remarca Vincent, quien lo justifica en que así­ se aporta «un nuevo enfoque».

«Lo que cuenta en una creación inédita es si ésta contribuye al progreso de la economí­
a, lo que es incluso más importante en periodos de crisis», opinó el presidente del Salón.

La edición de este año contará con 785 expositores, la mayor cifra hasta la fecha, procedentes de 45 paí­ses, de los que China, Irán, Rusia y Francia encabezan, por este orden, las principales aportaciones inventivas del salón.

Los inventores tendrán la ocasión de mostrar sus creaciones a los inversores, que de acuerdo con la organización representan más de la mitad de los visitantes de la feria.

El año pasado se negociaron licencias por 40 millones de dólares (29 millones de euros), una cantidad «elevada», para Vincent, y que se justifica en que actualmente las empresas «prefieren comprar los inventos externamente, en lugar de desarrollarlos por sí­ mismas».

Además, explicó que los empresarios optan en estos tiempos por invertir en creaciones que presagian gran rentabilidad.

Se han dado casos en que algunos visitantes al salón han quedado prendados de algún invento y han decidido apoyar financieramente al creador.

Así­, Vincent desmiente a los «futurólogos» que predecí­an el final de estas ferias con la irrupción de internet, y subraya que «la tecnologí­a nunca sustituirá al contacto humano».

La representación de los inventores que acuden a este salón, que dispone de 8.500 metros cuadrados, se divide en un 21 por ciento de independientes y un 79 por ciento de empresas e institutos de investigación y universidades.

La mayorí­a de ellos, el 61 por ciento, proceden de Europa, mientras que el 35 por ciento viene de Asia.

Estos autores de inventos, según Vincent, se enfrentan a preocupaciones comunes como las dudas sobre una eventual comercialización de su creación o la dificultad para darla a conocer.

La mecánica y la informática, la seguridad y la medicina, así­ como el mobiliario o los juguetes, son algunos de los principales sectores representados en este salón, al que los visitantes podrán acceder mediante el método tradicional de pagar una entrada, con un coste de 14 francos suizos (unos 10 euros).

Ví­a»EFE»