X

Tecnología

Taxis operados con electricidad iniciaron perí­odo de pruebas en Tokio

Foto: Funcionarios del gobierno japonés y ejecutivos presencian la inauguración de una estación de cambio de baterí¬a para taxis eléctricos en Tokio, el lunes, 26 de abril del 2010. (Foto AP/Shizuo Kambayashi)

Tres taxis eléctricos iniciaron el lunes un perí­odo de pruebas de 90 dí­as en Tokio, que funcionarios y la compañí­a involucrada dijeron pudieran llevar eventualmente a la electrificación de toda la flotilla de taxis de la ciudad.

Los taxis emplean baterí­as de iones de litio que pueden ser cambiadas en menos de un minuto por unas plenamente cargadas. La carga comienza a reducirse tras 300 kilómetros (190 millas), de acuerdo con Better Place, la compañí­a de California que es parte del proyecto, auspiciado por el gobierno.

En estos momentos existe solamente una estación de cambio de baterí­as en Tokio y se necesitarí­an 300 para que la flotilla de 60.000 taxis que recorren las calles de la capital — más que las flotillas combinadas de Nueva York, Londres y Parí­s — sea eléctrica, dijo el director ejecutivo de Better Place, Shai Agassi.

El cambio a autos eléctricos es inevitable, porque el número de vehí­culos nuevos en paí­ses como China va a reducir las reservas de gasolina y elevar los precios del petróleo

Dijo que el cambio a autos eléctricos es inevitable, porque el número de vehí­culos nuevos en paí­ses como China va a reducir las reservas de gasolina y elevar los precios del petróleo, al tiempo que los precios de los vehí­culos eléctricos casi seguramente va a bajar.

“No hay otra alternativa”, dijo Agassi en la ceremonia inaugural de la prueba.

Ichiro Kawanabe, presidente de la compañí­a de taxis Nihon Kotsu, la más grande de Tokio, dijo que los planes para después de los 90 dí­as de prueba no están decididos.

Aunque los taxis son apenas 2% de los vehí­culos en Japón, representan 20% de las emisiones de dióxido de carbono del paí­s, dijo Kiyotaka Fujii, presidente de Better Place en Japón.

Japón se ha fijado un ambicioso objetivo de reducir las emisiones de dióxido de carbono por 25% por debajo de los niveles de 1990 para 2020.

Los funcionarios del gobierno esperan que el proyecto sirva de modelo para otras ciudades.


Copyright 2010 The Associated Press.