X

Tecnología

Usuarios de Blackberry en Arabia Saudí­ buscan cómo saltar la prohibición del Chat Messenger

Foto: AFP Photo

Reseach in Motion, fabricante de la BlackBerry, se reuní­a el jueves con funcionarios de Arabia Saudita, un dí­a antes de que entre en vigor una prohibición de la función de mensajerí­a instantánea del teléfono en la economí­a mayor economí­a de Oriente Medio.

RIM tuvo un encuentro oficial con representantes de la Comisión de Comunicaciones y Tecnologí­a de la Información (CITC) de Arabia Saudita y con tres operadoras móviles del paí­s antes de la prohibición prevista para el viernes.

«Creo que será una reunión larga,» dijo un ejecutivo de la compañí­a de telecomunicaciones.

«¿Quién comprará un Blackberry ahora?»

En el popular mercado de telefoní­a móvil de Riad, localizado en una calle que lleva a una de las principales firmas de telecomunicaciones del reino, los dependientes de las tiendas dijeron que los clientes estaban devolviendo sus BlackBerrys.

«¿Quién comprará una BlackBerry ahora? Mira, tengo 10 terminales de segunda mano que me han dejado sus dueños. Algunos de ellos me dijeron que si conseguí­a 300 riales (80 dólares) por él, lo vendí­an», dijo un vendedor llamado Mohamed Salim.

«Los expatriados libaneses son los únicos compradores: se los llevan para el Lí­bano», agregó.

Una Blackberry nueva cuesta 800 riales en Arabia Saudita, donde los minoristas del paí­s como Fast Net o Al-Haddad han lanzado promociones para los móviles fabricados por los rivales de la compañí­a canadiense.

Buscan saltarse la prohibición

Algunos usuarios de la BlackBerry en Arabia Saudita, reacios a abandonar la función de Messenger, dijeron que habí­an comenzado a intercambiarse mensajes con el dispositivo sobre cómo eludir la prohibición justo después de ser anunciada por la CITC el martes.

Los mensajes ofrecí­an sugerencias de cómo evitar utilizar los operadores móviles saudí­es como puntos de acceso para la función de Messenger mediante la reconfiguración de los ajustes del dispositivo o mediante la descarga de un nuevo software.

El dueño de una BlackBerry se mostró contento con la prohibición.

«Es una pérdida de tiempo y de dinero», dijo el hombre, padre de cinco hijos, que no quiso dar su nombre completo.

«Tuve que comprárselo al mayor de mis hijos, y desde entonces el poco tiempo que pasa en casa lo dedica a escribirse mensajes y a reí­rse solo. No es normal», agregó.

Con información de Reuters