X

Tecnología

Palm busca sobrevivir gracias a Linux

Noticias24.- Si alguna empresa le dio vida al mercado de la PDA (Personal Digital Assistant) fue Palm, pero una serie de extrañas decisiones administrativas y el ascenso vertiginoso de Windows Mobile y de la BlackBerry acabaron con el liderazgo de la compañí­a que popularizó la PC de bolsillo.

Mientras la compañí­a ha venido en claro descenso desde 2004, las plataformas Linux se han popularizado en los dispositivos móviles por su flexibilidad, estabilidad y bajo costo. Mientras algunos fans han logrado instalar Linux en teléfonos y iPods, empresas consolidadas como Nokia han comenzado a incorporar versiones de Linux en sus productos, como en la N800 Internet Tablet.

El CEO de Palm, Ed Colligan, informó que a fines de este año comenzarán a distribuir el nuevo sistema operativo en los dispositivos, que será retrocompatible con Palm OS Garnet. Sin embargo, el paso a Linux será completado lentamente para evitar riesgos.

El reto de Palm ahora es incorporar una comunidad activa de desarrolladores open source que le dé vida a su sistema basado en Linux, y para ello deben crear nuevos dispositivos que logren diferenciarse en un mercado hipersaturado con smartphones, internet tablets, pocket PC’s y UMPC’s. Nada parecido al mercado naciente en que Palm se hizo lí­der.

La saga de Palm es hasta cierto punto bizarra. En 2003, todaví­a en la cima del poder de las Palm, las divisiones de software y hardware se separaron en dos compañí­as distintas. La división de hardware se convirtió en PalmOne, y la división de software en PalmSource. Los derechos sobre el nombre Palm fueron cedidos a una tercera compañí­a para que ambas pudieran usarlo como marca.

En 2005, PalmOne volvió a comprar el nombre Palm por $30 millones, y recientemente pagó $44 millones para comprar el código fuente de Palm OS tras fracasar en el intento de adquirir la compañí­a PalmSource (…) Es irónico que Palm haya gastado millones para recuperar lo que cedieron cuando dividieron la empresa, y ahora está invirtiendo recursos para desarrollar una plataforma de software apenas comparable a la que construyó PalmSource. Todaví­a nos preguntamos por qué se dividió la compañí­a. De no ser por el éxtio de la Treo, Palm estarí­a prácticamente muerta.

[ Via Ars Technica ]