X

Tecnología

Un video juego muestra a Dilma Rousseff como heroí­na en lucha por Presidencia

AFP PHOTO/Evaristo SA

A pocos dí­as de las elecciones presidenciales brasileñas, un video juego aporta un toque de humor a la campaña electoral, al presentar a la candidata oficialista Dilma Rousseff como una heroí­na que tiene que superar obstáculos y enemigos, en este caso el opositor «zombi» José Serra.

«Dilma Adventure», inspirado en los primeros video juegos de la década de los noventa y que hoy superó las 26.000 visitas en internet, tiene como protagonista a la aspirante del oficialista Partido de los Trabajadores (PT) a suceder a Luiz Inacio Lula da Silva en la segunda vuelta de elecciones, el próximo 31 de octubre.

«Ayuda a Dilma a cumplir sus metas gubernamentales», dice el juego, que lleva a sus jugadores a un mundo imaginario en el que Rousseff, representada en un clásico vestido rojo (el color de las banderas del PT), tiene que recoger el mayor número de estrellas y usarlas como arma contra su mayor obstáculo, el candidato opositor José Serra, cuyo dibujo recuerda el de un zombi.

El juego, que lleva varios dí­as circulando en páginas web, fue idealizado por Alex Leal, director de la empresa brasileña creadora de video juegos «Give me Five».

Ante la proximidad de las elecciones e inspirado en el modelo estadounidense de campaña electoral que están realizando los candidatos, Leal consiguió llevar su pequeña broma a la fama en pocos dí­as.

Asombrados por su éxito, el partido de Rousseff no tardó en patrocinar «Dilma Adventure», y colocar un atajo de ingreso en una esquina de su página oficial en internet para divulgarlo entre sus militantes.

Leal aseguró en declaraciones a la prensa local que no tiene ninguna vinculación polí­tica y que su intención es divulgar el nombre de su empresa.

Según el último sondeo del Instituto Ibope, Rousseff es la favorita para vencer la elección presidencial, con el 51% de las intenciones de voto, frente al 40% de Serra, el candidato del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB).

Ví­a EFE