X

Tecnología

Todo sobre “Anonymous”: El ejército de hackers que defiende a Wikileaks

Foto: 4chan

«Anonymous» ha dado mucho que hablar en las últimas semanas, luego que hiciera despegar una «cyberguerra» en contra de quienes se oponen a WikiLeaks. Su arma de batalla: los ataques distribuidos de denegación de servicio (DDoS). Sus objetivos hasta ahora: PayPal, el banco suizo Post Finance, MasterCard, Visa y esta madrugada, uno de los sitios del gobierno de Suecia. Y la lista no acaba allí­.

Pero Anonymous no tiene nada que ver con WikiLeaks. No está relacionada con ella, ni su organización tiene nada que ver. ¿Quiénes son Anonymous? ¿Quién está detrás?

Anonymous puede ser cualquiera. Puede ser tú o yo, o el vecino, y es imposible identificar quiénes son sus miembros

El portal de noticias de tecnologí­a en español Fayerwayer reporta que Anonymous puede ser cualquiera. Puede ser tú o yo, o el vecino, y es imposible identificar quiénes son sus miembros – sólo se pueden ver por el trabajo que hacen en conjunto. Se atribuye su nacimiento a 4chan, aunque no es exclusivo. «Anonymous» es simplemente el nombre que recibe cualquier persona que postea en la mayorí­a de los messageboards o foros cuando no ingresa un nombre, de modo que puede representar a cualquiera.

Con el tiempo «Anonymous» se volvió una especie de organización desorganizada que comenzó a perseguir «causas» por las que luchar. En muchos casos los objetivos se decidí­an en 4chan, y luego se llevaba a cabo la tarea, que se volví­a una «causa anónima».

Entre lo más destacado está «Operation Chanology«, una cruzada en contra de la iglesia de la Cienciologí­a. Anonymous también organizó ataques contra la SGAE y el Ministerio de Cultura en España, y la Operation:Payback original, que al principio se dedicaba a atacar a organizaciones que se oponí­an a la piraterí­a (como la RIAA y la MPAA en Estados Unidos). Esta operación derivó ahora a la defensa de WikiLeaks, también bajo el nombre de «Avenge Assange» (vengar a Assange).

Anonymous está apoyando a WikiLeaks no porque estemos de acuerdo o en desacuerdo con la información que está siendo revelada, sino porque estamos en desacuerdo con cualquier censura en internet. Si dejamos caer a WikiLeaks sin una pelea, entonces los gobiernos van a pensar que pueden derribar cualquier sitio que quieran o con el que no estén de acuerdo», afirmó un miembro del grupo identificado como «Coldblood» en The Guardian.

La agrupación se ha convertido así­ en un foco de protesta que es virtualmente imposible de perseguir, y aunque realizar ataques DDoS no es exactamente legal, no se puede ubicar a los responsables de los desórdenes que están provocando en internet.

No está claro si las operaciones de Anonymous finalmente logren algún cambio en la situación de WikiLeaks o de su fundador, Julian Assange. Al menos, son un recordatorio de que la gente también tiene poder en internet, y que participar en un «grupo de hackers» ya no es tan raro como las pelí­culas nos hací­an creer.

Enlaces de interés
porque protestamos (Anonymous)
Anonymous (Wikipedia)
WikiLeaks: Who are the hackers behind Operation Payback? (The Guardian)

Puede leer el reportaje completo en FayerWayer